Municipios

En Coatza, dan de baja 40 unidades pirata de transporte público mediante operativos

septiembre 23, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- En el municipio de Coatzacoalcos la Dirección de Transporte aplica un operativo para verificar concesiones y placas de las unidades de transporte urbano y al menos 40 de ellas fueron sacadas de circulación.

Alejandro Wong Hernández, coordinador regional de Transporte Público, manifestó que se están redoblando los operativos de verificación de urbanos, ya que algunos están circulando sin placas, a pesar de que tienen años de servicio.

Detalló que los retenes se realizaron de manera intermitente en toda la ciudad y se realizan en conjunto con la Policía Naval e incluso elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), detectando que al menos 40 unidades no tenían placas.

El funcionario dijo que las unidades fueron enviadas al corralón en diversos operativos de las ultimas semanas, ya que con esto se evitará que circulen unidades piratas, las cuales no cumplen con los requisitos que impone el estado.

Mencionó que a estas acciones se suma el retiro de 350 vehículos que prestaban el servicio de taxi sin tener títulos de concesión, los permisos estaban vencidos o no contaban con la verificación y los seguros que exige la ley.

Wong Hernández hizo un llamado a los concesionarios y choferes a tramitar las placas, permisos y contar con su documentación oficial en regla, ya que en el mes de septiembre se vence el plazo para el reordenamiento.

Expuso que falta una semana para que se concluya con el plazo para realizar este trámite, donde se va a integrar a un padrón oficial a todos los concesionarios y los conductores de cada uno de los choferes que conducen las unidades.

El funcionario estatal sostuvo que hasta el momento van alrededor de 280 urbanos empadronados de los 630 que tienen con título de concesión, pero confió en que la cifra aumente durante los últimos días de este proceso.

En el caso de los taxis, el proceso de empadronamiento lleva apenas 40 por ciento, ya que los taxistas no están de acuerdo con los pagos que exige el gobierno del estado.