Municipios

Pueblos y tribus indígenas rechazan oferta del INE para participar en las elecciones

septiembre 04, 2017

Orizaba, Ver.- Los pueblos, tribus y naciones indígenas del país, rechazan el ofrecimiento que el Instituto Nacional Electoral (INE) les hace para participar en los procesos electorales. Al menos así como están no los aceptan, porque aún prevalece un tufo discriminatorio que los desanima. Julio Atenco dirigente de la Coordinadora Regional de Organizaciones Indígenas de la Sierra de Zongolica, acusa que ese instituto no debe festinar el acercamiento con los indígenas nacionales porque los acuerdos de San Andrés Larraizar son el antecedente más reciente, "pacto que por cierto no se ha cumplido".

Incluso, señala que los espacios, "de diálogo que el Instituto Nacional Electoral nos ofrece a los pueblos y organizaciones indígenas nos propone deliberar sobre el tema de la representación y participación política. Desafortunadamente la participación y representación la encajona sólo en su dimensión electoral, pero aún en este ámbito, el listado a través del INE presupone que los pueblos indígenas necesitamos como tutores a los partidos políticos. Nosotros sabemos que (los partidos políticos) son organizaciones políticas que nada tienen que ver con la historia, la cultura e identidad. La vida cotidiana y nuestras aspiraciones autonómicas para reconquistar nuestro derecho a retomar nuestro proceso civilizatorio a partir de nuestra identidad y cosmogonía. Ni lo entienden ni les interesa entender", señala.

Ante el evidente reclamo de nuestros hermanos del norte de México, "el INE nos ofrece ser una vía para hacer llegar a las autoridades pertinentes nuestras demandas políticas sustantivas, pero este no es el primer diálogo histórico sobre la relación política del estado mexicano con los pueblos indígenas, sino el llamado diálogo de San Andrés en Chiapas en octubre del año 1995 a febrero dcl año 1996".

La contraparte indígena alcanzó la más alta representación de los Pueblos, Tribus y Naciones indígenas (PTN) de todo el territorio de México sin precedentes en los últimos 500 años. Los acuerdos ahí alcanzados comprometían al Estado a reformar la constitución federal para incorporar los derechos de los pueblos indígenas. Los acuerdos de San Andrés aunque fueron firmados por el EZLN y el gobierno federal, son el resultado del alto nivel de diálogo y de propuesta del Movimiento Indígena Nacional y por ello son el patrimonio de todos los pueblos indígenas dcl país, refiere.

Sin embargo y pese a todo, "los acuerdos siguen incumplidos a 21 años de estar firmados. ¿Cuántos años más falta?, ¿Será necesario un nuevo levantamiento armado para que se cumplan los acuerdos firmados? Nosotros, la participación y representación política de los pueblos indígenas implica una refundación de Estado nacional corno un Estado plurinacional y democrático.

No obstante es importante señalar que cualquier ampliación o modificación del marco jurídico para establecer reglamentos o procedimientos para facilitar o mejorar la participación y representación electoral de ciudadanos de origen indígena es aceptable y respetable pero también es fundamental dejar establecido en su justa dimensión que eso no significa que tales derechos, reglamentos o procedimientos electorales favorezcan la participación política de los PTN.