Sociedad y Justicia

Algunos adultos mayores viven con menos de 33 pesos diarios

septiembre 04, 2017

Lidia Pérez Cadena tiene 67 años de edad y trata de sobrevivir con 32 pesos y 60 centavos diarios, mismos que no le alcanzan para satisfacer sus necesidades.

Cada bimestre le llegan mil 960 pesos por parte del programa de 65 y Más, con lo que debe cubrir sus gastos de renta, agua y luz de la vivienda que habita, así como alimentos y sus medicinas. Ya que hace más de 37 años sufre hipertensión.

La mayoría de las veces esta cantidad que le otorga la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) no es suficiente para cubrir estos gastos y se ve en la necesidad de ir a los diferentes dispensarios que existen en la ciudad, a pedir sus medicinas ya que no cuenta con ayuda de nadie.

Xalapa es la segunda ciudad del estado con más personas de la tercera edad de 60 y más años, actualmente existen 56 mil personas, de acuerdo con datos del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF).

Dentro del estado de Veracruz el número total de personas de la tercera edad es de 798 mil 557 detrás del Estado de México, y la ahora Ciudad de México, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

"No estoy inscrita en ningún otro apoyo sólo en este, tampoco recibo apoyo por parte de nadie más", dijo Lidia, quien cada bimestre debe organizarse para distribuir mil 960 pesos, lo que representa 32 pesos con 60 centavos diarios para sobrevivir.

Verónica Rodríguez Estrada Jefa del Área del Adulto Mayor del Sistema DIF Municipal, menciono que la mayoría de las personas mayores no requieren asistencia social ya que algunos tienen su casa, y no todos están en situación de calle o pobreza extrema, atienden a la población en general y por eso difícil tener un número exacto de las personas que se acercan al DIF municipal a pedir ayuda.

De acuerdo con las cifras dadas a conocer por el Centro Nacional de Evaluación para la Educación Superior (Coneval), en la entidad existen más de cinco millones de personas en situación de pobreza, entre quienes se incluyen hombres y mujeres de más de 60 años.

Un ejemplo de estas personas en la pobreza es Alfredo Miguel Torres, quien vive en situación de calle desde hace tres años, y no recibe el apoyo institucional de 65 y Más que brinda Sedesol.

Él tiene que pagar sus alimentos, el lugar donde pasa la noche y sus medicinas, ya que al igual que Lidia sufre de hipertensión, además tiene diabetes y algunas veces acude a la Asociación Civil Cáritas para pedir medicamentos y comida.

Pese contar con 65 años de edad y con su documentación en orden, no le pueden otorgar el apoyo pues su lugar de origen es Altotonga, Veracruz y tendría que ir hasta su municipio a solicitarlo, pero no cuenta con el dinero suficiente para trasladarse además que su situación física no se lo permite pues se desplaza usando una andadera.

Lucila Colorado Martínez encargada de Procuración de Fondos en Cáritas A.C. en función de ayudar a los más necesitados, menciono que en promedio al día llegan entre 60 y 70 adultos de la tercera edad al área de comedores y a farmacia, donde no se les pide cooperación, todo es voluntario, donan regularmente un peso para así ellos poder seguir ayudando a quienes más necesitan.