Política

Contraloría del estado, sin iniciar actas administrativas por el saqueo duartista

septiembre 04, 2017

A pesar de que prácticamente todos los días en sus discursos, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares acusa el saqueo de recursos a Veracruz cometido por Javier Duarte de Ochoa y su equipo de colaboradores, hasta el momento la Contraloría General del Estado (CGE) no ha iniciado ni una sola acta administrativa en contra del ex mandatario estatal.

De igual forma, el gobierno yunista ya ha decidido perdonar a los ahora aliados políticos, los ex contralores Ricardo García Guzmán, Iván López Fernández; al ex secretario de Gobierno, Érick Lagos Hernández y a la ex secretaria de Protección Civil, Noemí Guzmán Lagunes, quienes no enfrentarán ningún tipo de responsabilidad.

A través de una solicitud de información, la CGE confirmó que no existe ninguna denuncia, procedimiento disciplinario o al menos una amonestación contra los ex funcionarios mencionados, incluyendo al propio Javier Duarte de Ochoa.

Además, de manera irregular intenta mantener en secreto los procesos de investigación iniciados contra casi una veintena de duartistas "porque no les quiere causar un daño moral". Cabe recordar que el día que rindió protesta como gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares declaró que no habría ni perdón ni olvido contra quienes actuaron mal contra Veracruz.

Sin embargo, ahora la administración de Yunes Linares no se atreve a señalar si existe alguna investigación administrativa contra los siguientes ex funcionarios duartistas: Mauricio Audirac Murillo, Flavino Ríos Alvarado, Adolfo Mota Hernández, Jorge Carvallo Delfín, Juan Antonio Nemi Dib, Pablo Anaya Rivera, Antonio Gómez Pelegrín, Fernando Charleston Hernández, Tomás Ruiz González, Carlos Aguirre Morales, Édgar Spinoso Carrera, Gabriel Deantes Ramos, Caleb Navarro Kloss, Gerardo Buganza y Tarek Abdala Saad.

Lo mismo ocurre con sus nuevos aliados políticos, los actuales diputados locales Vicente Benítez González y Juan Manuel del Castillo, a quienes tampoco se ha atrevido a señalar si existe algún procedimiento administrativo disciplinario en su contra.

La razón por la cual la Contraloría General del Estado ha decidido mantener en secreto si en verdad ha procedido contra los duartistas es proteger su derecho a la intimidad "porque en caso de ser difundida la información podría usarse en perjuicio de los titulares de los datos personales, además de poder generar incertidumbre e inseguridad, y en su caso posible daño moral".

En la respuesta oficial de la Contraloría, indica que dentro de la Dirección General de Transparencia, Anticorrupción y Función Pública, a cargo de Pedro Vargas Zarrabal se establece que no hay ningún procedimiento iniciado hasta el mes de agosto en contra de Javier Duarte de Ochoa, Ricardo García Guzmán, Iván López Fernández, Érick Lagos Hernández y Noemí Guzmán Lagunes, por lo cual, pudieran seguir laborando en la función pública sin ningún tipo de problema.

Sin embargo, la propia Contraloría ha decidido mantener ocultos los datos sobre posibles denuncias presentadas en contra del listado mayor de ex funcionarios estatales, para lo cual, efectuó una sesión extraordinaria del Comité de Acceso Restringido, con el único objetivo de declarar como información confidencial los datos requeridos en esta solicitud de información.

El día 14 de julio del presente año, se requirió a la Contraloría a través de la solicitud de información 0945017 conocer las denuncias presentadas por la administración yunista en contra de ex funcionarios duartistas, o si al menos existía algún procedimiento de responsabilidad.

Para evitar dar respuesta y causarle un daño moral los ex funcionarios, la Contraloría esperó hasta el 25 de agosto, es decir más de un mes después de solicitada la información, para declararla como confidencial y con ello mantener en secreto, si en verdad se procedió de alguna forma en contra de quienes casi a diario son señalados del saqueo de recursos.