Política

Comunidades serranas acuerdan no permitir proyectos petroleros

agosto 18, 2017

50 comunidades de la sierra de Santa Marta han acordado en asamblea ejidal que los municipios indígenas no permitirán el desarrollo de proyectos petroleros, porque con la ronda cero el gobierno federal ya puso a la disposición de Pemex varios núcleos poblacionales para la explotación de hidrocarburos de manera convencional y con la técnica de fracking, pero sin ser consultados los pueblos, por eso acudieron al Registro Agrario Nacional (RAN) para ingresar sus actas de asamblea para que terceros respeten los acuerdos, pero esta instancia ha rechazado los acuerdos ejidales para beneficiar a las empresas.

El abogado del Centro de Derechos Humanos de los Pueblos del sur de Veracruz, Ramón García Sánchez, dijo que los territorios de las comunidades nahuas y popolucas se encuentran amenazados por los proyectos energéticos como de minería como de privatización del agua, y ante esa situación han decidido organizarse para hacer frente a estos megaproyectos.

Acompañado de las autoridades ejidales y comunales de la Soteapan, Mecayapan, Tatahuicapan, Pajapan y Hueyapan de Ocampo, en donde existe un proyecto eólico que se encuentra en las costas del Golfo, en el municipio de Pajapan y se en encuentran todas las áreas de licitación de hidrocarburos, de la ronda 3, de las convencionales y el proyecto minero que se encuentra en el corazón de la Sierra de Santa Marta.

En resistencia ante la instalación de estos proyectos, determinaron hacer actas de asambleas ejidales en cada pueblo decidir que no se van a permitir entradas a estas empresas o a estas industrias, parte de esto, de acuerdo a la ley hemos acudido al Registro Agrario Nacional para que tenga un mayor alcance y para que sea obligatorio para terceras personas.

Sin embargo, el Registro Agrario Nacional da muchas trabas a nuestros procesos, las primeras nueve actas se presentaron sin problemas, pero fueron calificadas como que no iban a ser inscritas y consideramos que porque no se va a permitir la entrada a estas empresas y ayer que intentaron inscribir 17 actas de asamblea fueron rechazadas.

Ante los procesos legales que llevan su tiempo y la cercanía de la aplicación de los proyectos, se ha determinado un proceso organizativo interno como llevar manifestaciones en octubre y estamos organizando para agosto la primera asamblea nacional para tomar acuerdos en defensa de los territorios. También señaló que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, está asumiendo una posición entreguista ante las grandes empresas trasnacionales que buscan despojar a las comunidades indígenas de la entidad, por lo que los indígenas están en la indefensión y por ello el camino es la resistencia.