Política

Concentración y burocratización en la UV; uno de sus principales conflictos: Manzo

agosto 12, 2017

Descentralización financiera y administrativa, internacionalizar la currícula académica y fortalecer la Universidad Intercultural son algunos de los ejes que conforman la propuesta de Jorge Manzo Denes en su aspiración de convertirse en el próximo rector de la Universidad Veracruzana (UV).

El académico asegura que la concentración y burocratización de la institución es uno de sus principales conflictos porque genera en su operación complejos problemas como puede ser, por ejemplo, una inadecuada prestación del servicio médico, pero también una acentuada asimetría cuando en las cinco regiones metropolitanas en las que existen campus universitarios la densidad poblacional es la misma, incluso superior en el caso de Veracruz-Boca del Río que en Xalapa, donde se concentra la mayor parte de las facultades,"en la capital se atiende proporcionalmente al 5 por ciento de la población y en el resto el 2 por ciento".

Asimismo propone el fortalecimiento financiero de las regiones vinculándolas con fundaciones y otras instituciones existentes en su entorno para aprovechar también sus potenciales particulares dada la gran variedad de actividades que existen en la entidad veracruzana.

–¿Ha dicho que la descentralización de la UV es parte sustantiva de su proyecto?

–Es fundamental en el proyecto que planteo. Somos una institución dispersa en el estado. Cuando vemos las cinco regiones, están asentadas en las zonas metropolitanas más grandes y pobladas del estado. Pero en la historia de la UV, Xalapa es el eje de todas las demás. Si observamos los registros del Inegi para apreciar la densidad poblacional de cada zona vemos que tienen una población equivalente y la más alta es Veracruz. Sin embargo, la atención está concentrada en Xalapa pues aquí se atiende al 5 por ciento de la población y en el resto al 2 por ciento.

Esto es producto de la centralización del manejo académico y financiero. La idea es descentralizar para que cada región tenga su propia autonomía y se desarrolle de acuerdo con la vocación del entorno. Ahora que recorrí las regiones, vi que podemos vincular efectivamente la Universidad con la organización social alrededor: empresas, fundaciones, etcétera, para así lograr unas mejores condiciones financieras.

Ése es uno de los principales problemas y tenemos que incrementarlo consiguiendo recursos extraordinarios por medio de la vinculación con ese entorno. Ahora se hace sólo en Xalapa y se distribuye desde aquí toda la participación lo que es inadecuado porque eso mismo se puede realizar en las cinco regiones

–¿Estaría planteando democratizar las decisiones y los recursos que maneja la UV?

–Sí porque la concentración ha afectado a la UV. Un punto central es el servicio médico. Aquí tenemos la atención integral y para recibir atención o medicamentos sólo firmamos. Pero en las regiones más alejadas de Xalapa tienen que pagar el servicio médico como si fuera particular y luego recuperar el dinero, pero para ello tienen que venir a Xalapa a cobrar. Ese servicio médico les sale muy costoso en tiempo y dinero. Esa tramitología ha reducido la velocidad de desarrollo de las regiones para que operen de forma autónoma

–¿La concentración de funciones tiene el mismo efecto en la dispersión del conocimiento?

–No es palpable porque en las acreditaciones de las distintas carreras han estado fluyendo bien, Ha pegado en la operatividad. La tarea se reconoce pero debemos dispersar aún mas y seguir creciendo con mayor calidad.

Pongo un ejemplo. Como Universidad ante la SEP a tenemos 27 dependencias distntas de impartición de enseñanza superior. En el caso de la facultad de Artes sólo existe una y esta en Xalapa y lo lógico sería que tuviéramos en los otros centros. Hace falta impulsar el potencial que tiene Xalapa hacia todo el estado y llevar también la investigación científica y tecnológica hacia las regiones para aprovechar sus fortalezas.

–Es sabido que Veracruz tiene una elevada población indígena. ¿Cree necesaria una atención especial a la Universidad Intercultural?

–Esto es importante porque es un ejemplo claro de descentralización efectiva porque Veracruz tiene la tercera mayor población originaria del país, unos 650 mil habitantes que hablan su propia lengua con jóvenes que aspiran a realizar estudios universitarios. En ese sentido, la UVI es un referente nacional y trabaja en cuatro regiones en donde se dan licenciaturas para integrarlos en estudios universitarios, en su lengua original.

En los últimos años ha venido creciendo la cantidad de muchachos que aspiran la educación universitaria y no sólo de Veracruz, vienen de otros estados a inscribirse. Ahí tenemos potencial para seguir creciendo. Esta es una de las joyas de la UV y se tiene que impulsar para que crezca. Así trabajaríamos con el desarrollo de las ciudades y los pueblos originarios que desean educación universitaria pero manteniendo su cultura

–¿Cuál es su planteamiento con respecto a la globalización de la educación?

–Necesitamos integrarnos a las nuevas tecnologías. La nueva generación del 2017 que está ahora ingresando a la Universidad nació en el 2000, cuando nosotros estábamos metidos ya en la incertidumbre de qué pasaría el 31 de diciembre del 1999. En ese entonces la UV ya estaba conectada al mundo. Esta generación nació ya con la informática mundial, es decir estamos recibiendo a estudiantes globales. Eso lo vemos en los muchachos de las facultades cuando el 95 por ciento tiene un celular en la mano y eso reclama otra situación.

Tenemos que impulsar esa conexión que tienen con las pantallas de sus teléfonos a la universidad. Es fundamental la internacionalización desde la movilidad a otros países y viceversa para que les sea provechoso ese intercambio de conocimiento, modelos educativos, etcétera, con estudiantes extranjeros e instituciones.

En la actualidad, la UV tiene poco más de 200 convenios internacionales y en el último informe se dice que salieron unos 200 alumnos al extranjero. Es muy bajo, debemos impulsarol para que se enfrenten a otros ambientes, métodos docentes, investigación, etcétera.

En un lapso de cinco años el conocimiemto se duplica de tal modo que el estudiante que este ciclo ingresa a la facultad cuando sale de la carrera ya se le duplicó el conocimiento. Para ello es fundamental tener otro lenguaje, no necesariamente el inglés, después de salir del doctorado. De ahí que resulte sustantivo que venga gente del exterior y que se incluya un mapa curricular internacional para que se utilice en las aulas y los alumnos tengan acceso a bibliotecas virtuales que estén actualizando permanentemente el acervo de conocimiento.

–¿Que otros aspectos son importantes de su propuesta?

–El ambienten en donde recibe la educación y la infraestructura. Necesitamos hacer un programa fuerte de modernización de los edificios porque un sitio agradable donde una persona se desarrolla es fundamental e influye sicológicamente para su mejor aprovechamiento. Esto genera mejores condiciones de aprendizaje. Desde baños dignos, mobiliario, aulas cómodas le permiten al estudiante ocuparse en su enseñanza. También hay que abrir la conexión al internet porque ahora no hay y resulta un distractor estar actualizando las claves cada cierto tiempo.

El rector no es quien va incrementar la calidad de la UV, será quien ponga las condiciones adecuadas en un aula pero si el profesor no se preocupa por una buena docencia no se avanza. Trabajar en la calidad docente junto con la infraestructura para que sientan que su trabajo impactara a los estudiantes.

–¿Qué mensaje le enviaría a la Junta de Gobierno?

–Desde que la Junta presentó en el mes de abril el Libro Blanco con los lineamientos me dieron confianza de que harán un trabajo apegado a la ética institucional y la transparencia. Que se mantengan en esa postura que están haciendo bien para que la designación este apegada a sus lineamientos y principalmente que caiga en la persona que lleve a buen rumbo a la UV.