Municipios

Municipio no salda daños por túnel sumergido propiciados hace 2 años

agosto 10, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- El gobierno municipal no ha pagado las afectaciones por daños a la vivienda de una familia que vivía en la calle denominada "Casa Redonda", producto de los trabajos que realizaron para el túnel sumergido.

La señora Josefina Pichardo y su esposo Willy Barcelata, dieron a conocer que llevan más de dos años sin que se les paguen las afectaciones que sufrieron varias casas, por los trabajos de tablaestacado que se hicieron para construir una de las rampas de acceso.

Aunque los vecinos se dieron cuenta del daño, varios meses atrás, fue tras una revisión de Protección Civil en 2015, cuando se confirmó que las viviendas ya no eran seguras para ser habitadas y recomendaron la salida de sus habitantes.

En un acuerdo, el ayuntamiento de Coatzacoalcos, a cargo de Joaquín Caballero, se comprometió a apoyar con las rentas de casas para las familias y también la liquidación total del valor de sus casas, para que ellos accedieran a desalojar los inmuebles.

Esta familia, accedió dejar su casa y los dos locales que tenían en esa calle y hasta el día de hoy esperan el pago de los daños a sus viviendas y que los apoyen para liquidar sus rentas.

Los afectados mostraron el acuerdo firmado por el alcalde Joaquín Caballero Rosiñol, la señora Josefina Pichardo y como testigo el regidor Luis Rendón Martín, donde se comprometen a liquidarles las afectaciones a sus casas, en tres pagos,

A pesar que han hablado en varias ocasiones con el presidente municipal, sólo les ha dicho que se ha retrasado el proceso de pago, pero no les dan una fecha para liquidarlos.

El ayuntamiento sólo hizo el primer pago y los demás han quedado pendientes, a pesar de que reconocen que tienen un compromiso con ellos.

Este año, les prometieron que pagarían con recursos del impuesto predial, pero no se han dado los saldos y cada vez que les preguntan, les dan evasivas.

Ahora, el gobierno de Coatzacoalcos les notificó que por falta de dinero en las arcas municipales iban a reducir el monto de la indemnización, situación que aceptaron con la intención de que les fuera saldado el adeudo de inmediato y nuevamente fue un engaño de los servidores públicos.