Política

¿El interés privado por encima del interés público?

agosto 09, 2017

Hace más de una semana el alcalde electo de Xalapa, Hipólito Rodríguez, hizo público su desacuerdo en que la actual administración amplíe el actual vertedero de desechos sólidos localizado en la mitad del bosque mesófilo de niebla. Enumeró varias razones: una, el vertedero se encuentra en un lugar completamente inadecuado por estar en medio del abusado y muy lastimado bosque de niebla; primero, no le corresponde a la administración saliente endilgar a la entrante un contrato por varios años a futuro, en última instancia es una decisión que corresponde al nuevo gobierno; es un algo tan evidente que la mera existencia del diferendo resulta grotesco por absurdo; la empresa usufructuaria de la concesión, Proactiva, ha causado impactos medioambientales de superficie muy graves además del envenenamiento de cuerpos de agua en la zona. El contrato vence el próximo año, es clarísimo que la decisión no corresponde a la actual administración que termina en diciembre, es por tanto inconstitucional.

Hay razones sobradas para pensar que en el intento prevalece un interés privado entre la actual administración y la empresa Proactiva Medioambiente, actualmente Veolia que se presenta a sí misma como especialista en el manejo de desechos sólidos para municipios e industrias. Una suerte de corporativo que involucra a otras empresas de especializaciones diversas asociadas, y que se define como procesadora para el aprovechamiento de residuos. En cuanto a Xalapa y municipios cercanos se refiere no ha pasado de ser un mero vertedero.

Parece evidente que éste es un caso de sobra conocido en Veracruz y en México, en general, se privilegian intereses privados por encima del interés público y, desde luego, a espaldas del público.

Los argumentos expuestos por el alcalde electo son públicos y coherentes en el sentido de que tienen sentido. Hasta ahora, no ha habido una contra argumentación sustentada que demuestre siquiera la pertinencia de la renovación del contrato, si es que fuera posible.

En ningún sistema racional y honrado los intereses privados se sobreponen al interés público. El juez decimoquinto de Distrito en el Estado de Veracruz del Poder Judicial de la Federación está obligado a hacer públicas las razones de su decisión para negar el amparo.