Política

La faena

agosto 07, 2017

Los veracruzanos siguen esperando a que Miguel Ángel Yunes se ponga a gobernar deveras y deje de lado el circo mediático montado en la monstruosa corrupción e impunidad que representó la gestión de Javier Duarte… Ya pasó más de medio año y nada se sabe de los actos formales de gobierno y, dicho sea de paso, la elaboración del Primer Informe a la ciudadanía del gobernador representa para el Jefe del Programa de Gobierno, Francisco Montfort, un reto de grandes dificultades para plasmar en blanco y negro los "logros" de una administración basados en las detenciones de algunos ex funcionarios, porque como se dijo antes, ¿qué se va a informar como acción gubernamental sino hay inversión social ni obra pública acreditable?.. No es para congratularse con lo anterior porque el costo social de la inacción gubernamental sigue escalando vertiginosamente desde las administraciones anteriores que llevaron al estado a los primeros lugares nacionales en marginación, desempleo, pobreza generalizada y parálisis económica, dado que la administración estatal no ha cumplido con su obligación de dispersar los bienes públicos y generar condiciones de inversión en la iniciativa privada… Las aprehensiones ya perdieron su efecto para saciar tanto la venganza del mandatario contra sus enemigos políticos como la sed de justicia de una sociedad que espera más que encarcelamientos masivos, la resolución a los urgentes problemas que asolan a todos los veracruzanos, comenzando por la inseguridad… A estas alturas, el hecho que existan tantos ex funcionarios acusados de corrupción como para armar una cuerda de reos ya ni siquiera es noticia pues la inexperiencia o ineptitud de la Fiscalía de Jorge Winckler ha cometido serios errores en la formulación de las averiguaciones y con ello abierto la puerta para una salida masiva de duartistas, como fue el caso de la señora Xóchitl Tress… Así pues, el asedio al duartismo no debe quedarse en exhibir a los detenidos como trofeos o aciertos de las promesas de campaña del gobernante. No basta con encarcelarlos sino el esfuerzo institucional debe enfocarse también en la recuperación de los bienes mal habidos y cuando éstos sean obtenidos informar a la ciudadanía de una manera transparente y de fácil acceso al escrutinio público, cosa que no ha ocurrido y ya empieza a levantar sospechas de que se hayan establecido acuerdos con algunos duartistas cuyos nombres no figuran en la lista de perseguidos del yunismo y que, se sabía, utilizaron el erario como bolsa de inversiones para negocios personales… De lo único que podría presumir relativamente el gobernador es del hecho de que la alianza electoral con el PRD le alcanzó para consolidar el solar familiar en que se ha convertido la conurbación Veracruz-Boca del Río, pero, sobre todo, la desarticulación de lo que queda del priísmo, ayudado por militantes resentidos echados a la calle por Duarte; la quinta columna en que se han convertido el PVEM y el Panal para armar desde el tricolor a sus propios cuadros; el empecinamiento del senador Héctor Yunes de imponer a su Alianza Generacional como fuerza paralela e instrumento de presión para volver a contender por la gubernatura, echando a su vez a priístas que no comulgan con sus ideas y la intimidación en contra de ciertos actores políticos utilizando el aparato de justicia y seguridad… Un fragmento del artículo "Política pública y acción pública", de Jean-Claude Thoenig, director en 1996 de investigación del Grupo de Análisis de Política Pública, CNRS y Ecota Normáis Supérieur (Cachan, Francia) ilustra la adolencia que aqueja al yunismo como alternativa de gobierno: "En la política pública converge una gran variedad de disciplinas, de enfoques, de cuestionamientos. El objeto da lugar a un conjunto de trabajos de muy variada morfología. Para los optimistas, se trata de una encrucijada de encuentro y diálogo de la que, por ese hecho, puede esperarse lo mejor. Para los pesimistas, el movimiento semeja un revoltillo, un proyecto heteróclito cuyo resultado es, desafortunadamente, lo peor. Con todo, la cuestión de la necesidad de arrojar al niño junto con el agua de la bañera merece una atención que no dependa de estados de ánimo o de juicios definitivos que invoquen una crisis epistemológica". Va un abrazo solidario al buen amigo y colega Raciel Martínez por la dolorosa pérdida de su señora madre y a la familia del estimado Pedro Manterola, quien lamentablemente falleciera ayer.