Política

Rechaza Hipólito Rodríguez la ampliación a 15 años del relleno

agosto 04, 2017

Xalapa tiene que ir por una vía diferente que recicle la basura y disminuya su dependencia de combustibles que propician el calentamiento global, por lo que el alcalde electo Hipólito Rodríguez Herrero reiteró su rechazo al gasoducto que se pretende atravesar por la ciudad y a la ampliación a 15 años del contrato para que la empresa Proactiva siga operando un relleno sanitario que debe ser cambiado de lugar por representar un peligro ambiental y de salud pública.

Negó que en caso de cancelar dicha concesión, la capital veracruzana se vaya a quedar sin los recursos que otorga el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para la instalación de un biodigestor que procese los residuos orgánicos y los convierta en energía eléctrica.

"Establecí contacto con el BID y manifestaron que el biodigestor no tiene nada que ver con el relleno sanitario que adminsitra Proactiva. Son cosas diferentes. Ese biodigestor puede operar en cualquier sitio donde se ponga el relleno sanitario".

Reiteró que la actual ubicación del relleno sanitario estuvo inadecuada desde su origen debido a que se construyó sin estudio de impacto ambiental y es un importante fuente de contaminación de los cuerpos acuíferos de la zona además que daña la biodiversidad del lugar.

Rodríguez Herrero se refirió al documento que se llama Xalapa Sostenible, Plan de Acción, realizado en el 2014 entre el ayuntamiento xalapeño y el BID y ahí plantean que continuar con el relleno en ese sitio no es viable y dicen textualmente: "es importante hacer notar que no es pertinente ampliar la capacidad del actual relleno debido a que sería necesaria una deforestación significativa en zonas de valor para la biodiversidad y porque los terrenos aledaños muestran signos de proclividad a los deslizamientos".

El propio BID no recomienda que siga operando allí el relleno sanitario y el actual alcalde sabía de ello y no hizo nada y ahora a seis meses de que concluya su gestión dice que ahí lo quieren dejar, ampliando el convenio con la empresa.

Es inaceptable, dijo, por un lado la negligencia y por otro lado, parece que tiene algún tipo de relación mercantil con la empresa que no ha dado buenos resultados. "La propia Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en su evaluación de los rellenos sanitarios coloca al de Xalapa en una situación negativa porque contamina cuerpos de agua y genera problemas de salud pública. Entonces, si la Semarnat lo cuestiona, el propio BID recomienda quitarlo ¿por qué se empeña en seguir poniendo allí el relleno?

Y abundó: "en términos legales, esta decisión nos incumbe porque el convenio vence en abril del 2018 y entonces ya tendríamos la facultad de decidir si queremos que la empresa siga trabajando con nosotros; no le toca a él que su mandato culmina en 2017.

Advirtió que si la empresa –sobre la que pesan múltiples quejas en Coatzacoalcos, Chiapas, Queretaro ,el puerto de Veracruz y ahora Xalapa por su mal servicio– no cambia su modo de operar y hace bien las cosas podría tomar la decisión de buscar un lugar más adecuado, sobre todo porque en una época de cambio climático con fuertes tormentas, el área se inunda y los lixiviados se desbordan afectando no sólo al Sedeño sino a toda la población del entorno por lo que a todas luces es inviable seguir con el relleno sanitario ahí, porque presenta además problemas múltiples como son los accesos que ocasionan un gasto excedente en su operación y es un foco de contaminación ambiental.

El munícipe electo insistió en que la ubicación del relleno sanitario de Xalapa no tiene nada que ver con la disponibilidad de recursos del BID para el biodigestor y subrayó que el hecho de prolongar por 15 años más la concesión del servicio a Proactivva afectará no sólo a su gestión sino a otras cuatro más.