Política

Chicharito Hernández: #SomosMáslosBuenos

agosto 01, 2017

1.- Escasos son los futbolistas a nivel local y mundial, que tengan a una cultura aceptable, y menos que posean una formación académica e intelectual. Pero, sobre todo, un compromiso con todo lo que representa su país. Ha llamado la atención el mensaje del Chicharito Hernández, vía red social, dirigido al actual entrenador de la selección mexicana, Osorio, en donde señala que se siente avergonzado por la manifestación vulgar y de absurda confusión de un grupo de individuos en el aeropuerto internacional de la Ciudad de México.

En verdad, nuevamente debemos de poner atención a la actuación de un buen número de gentuza, que están al interior y exterior del país. Los cuales reflejan un nivel totalmente deformativo, en donde, por desgracia, exhiben de manera burda el nivel real educativo del país. Todo ello, sin duda es responsabilidad de la mayoría de los gobernantes en turno, que no han logrado encausar al pueblo mexicano, para lograr mejorarlo en todas sus manifestaciones educativas, que va desde la falta de productividad hasta lo cultural.

La generalidad de los habitantes conscientes de esta nación mexicana, se ha sentido identificado con la tristeza e indignación de Javier Hernández Balcázar (Chicharito), quien, como hombre público e incluso famoso, se atreve a manifestarse de esta manera. En realidad, la única duda es que sería difícil afirmar que somos más los buenos. Por ello, me acordé de un ejemplo del gran sabio Sócrates, que dice: ¿Decir que diez son más que ocho, porque exceden en dos? ¿No dirías más bien que esto es a causa de la cantidad? La verdad es que ojala fuera en calidad.

2.- El Diccionario Crítico Etimológico Castellano e Hispánico (México. Ed. Gredos), señala que la palabra mediocridad no tiene raíz etimológica, no obstante, la toma como: "Aquello que se hace a medias". No se trata de hacernos el harakiri constantemente, pero muchos quisiéramos ya escribir o hablar más de las cosas buenas que malas. Sin embargo, de manera histórica la población mexicana ha recibido graves descalabros, por parte de los responsables en sus malas decisiones.

3. La historia nos demuestra del cómo los mexicanos se han quedado en un plan de mediocridad. Así, desde el precolombino, se ha demostrado que sus gobernantes o dirigentes han hecho las cosas a medias. Veamos:

A.- Así sucedió cuando los aztecas, al levantarse en contra de los huestes de Hernán Cortes, a manos del ejército mexica en 1520, después de una matanza en el Templo Mayor a manos de los españoles. Y que, en lugar de terminar con ellos, dejaron las cosas a medias y los dejaron vivir. Dice la historia, que fue en el Ahuehuete de La Noche Triste o el Árbol de la Noche Triste, en donde Cortes decidió rearmarse y regresar para eliminar aquellos que los perdonaron.

B.- Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla Gallaga Mandarte y Villaseñor fue el sacerdote y revolucionario novohispano que en 1810 que pudo haber tomado la ciudad de México, pues sus miles de seguidores eran mayoría, pero como buen religioso, se arrepintió y desertó la posible conquista. Ahí se hubiera terminado la guerra de Independencia. Sin embargo, abandonó a su masa de indígenas, así más tarde lo atraparon y lo asesinaron, por dejar las cosas a medias. Pero antes tuvo dos juicios: uno eclesiástico, ante el Tribunal de la Inquisición, y posteriormente, un juicio militar, ante el Tribunal de Chihuahua, que lo condenó a muerte.

C.- Francisco Villa y Emiliano Zapata llegaron al centro del país, tomaron Palacio Nacional, fueron los triunfadores, ahí se hubiera terminado la Revolución, y dejaron las cosas a medias. Después los mismos derrotados los asesinaron. Entre las miles de imágenes que se tomaron a lo largo de la revolución mexicana, sólo unas pocas se convirtieron en íconos o referentes de un momento histórico trascendental. Es el caso de la fotografía de Francisco Villa y Emiliano Zapata, tomada en Palacio Nacional en diciembre de 1914 cuando, rodeados de colaboradores y simpatizantes, se sentaron en la silla presidencial, para después retirarse.

4.- Asimismo, en la época contemporánea, el programa de educación básica, que era una maravilla, lo reformaron; al desarrollo estabilizador lo abandonaron; la producción agraria de autoconsumo, terminaron con los ejidatarios. La explotación energética por el Estado; la privatizaron; al IFE e INE, lo prostituyeron.

5.- La mediocridad del pueblo mexicano es histórica, pues varios hechos nos han dejado marcados, aquello de: "mañana empiezo, mañana te lo hago, mañana lo termino". Este tipo de actitud mediocre, refleja a esa gran parte de los habitantes del país, que por desgracia son parte de los que lo denigran. No obstante, como dice el Chicharito Hernández, somos más los buenos, los ilustrados, los conscientes de ser mejores n