Política

Negligencia de Fiscalía y pobre capacitación tienen en vilo proceso contra Javier Duarte

julio 18, 2017

Orizaba, Ver.- Al ex gobernador del estado Javier Duarte de Ochoa sí se le podría enjuiciar por otros delitos de los que se presuma responsabilidad, pero todo depende del debido proceso y de una pulcra integración de las carpetas de investigación que haya en su contra, considera el abogado Pablo Morales Falcón. De hecho señala que las acusaciones que pudieran hacer colectivos familiares de desaparecidos "deben estar perfectamente acreditadas".

Pero de entrada reconoce que en Veracruz, el quehacer de la Fiscalía General del Estado (FGE), es sumamente cuestionable, "y no necesariamente tiene que ser el mismo Fiscal General quien falle, sino que hay otros actores que no cumplen con su trabajo de forma eficaz, el resultado de este procedimiento negligente debe ser cargado a la Fiscalía, más allá de que se le cargue la mano a los jueces, se le debe hacer a la misma dependencia".

Por ejemplo, dijo, "las últimas semanas hemos escuchado una andanada de expresiones en el sentido de que hay que revisar el Código Nacional de Procedimientos Penales. Todo es revisable, sin embargo, no el sentido como los mismos gobernadores, a través de la Conago, lo plantean. Lo revisable se enfoca a la capacitación de los órganos de investigación y en todo el tema fiscal".

Ahora bien, luego de la extradición del ex gobernador Duarte, habrá otras repercusiones que van más allá del campo de la legalidad: "la detención de Javier Duarte igual va a provocar una sacudida mediática, vendrán acusaciones de un lado hacia otros y viceversa. Lo que debe prevalecer es una claridad, lo que cuenta y lo que vale es lo que se acredite en los juicios orales. En ese último momento de la fase del procedimiento penal es lo que nos dará una luz del resultado de esa investigación".

Las declaraciones que puedan hacer los amigos ex colaboradores de Javier Duarte son dichos hasta en tanto no se acrediten formalmente, "el nuevo sistema penal pondera el principio de presunción de inocencia. Es decir el acusado debe ser considerado inocente hasta en tanto no se le haya fincado una responsabilidad penal. La FGE tiene un ejercicio nada fácil y hay que ver lo que ocurre".

Ahora bien reconoce que incluso el ex gobernador pudiera ser enjuiciado por el tema de las desapariciones forzadas, "no es nada fácil, sí se interpone esta denuncia hay leyes que regulan este tipo de acciones. Es un tema que tiene que ser acreditado para ponerlo a disposición del juez y sea él quien determine.

No resulta tan sencillo un vínculo entre la desaparición de personas con el abuso en el ejercicio del poder del ex gobernador Javier Duarte. Es algo que lleva un proceso muy exhaustivo que conlleva a una serie de pruebas que nos lleven a dilucidar una responsabilidad del ex gobernador Duarte. Estos temas por lo regular son más fáciles de vincular con las autoridades en materia de seguridad.

Estos delitos tienen características muy especiales que hacen que el Estado mexicano está obligado a agotar todos los recursos legales para el esclarecimiento de la justicia.