Política

Parálisis en gobierno, culpa de Yunes Linares, acusa Sergio Rodríguez; sigue la licuadora

julio 18, 2017

Orizaba, Ver.- Ni en los peores momentos del saqueo duartista, Veracruz había transitado por una crisis económica como la que se vive con Miguel Ángel Yunes. Una parálisis administrativa notoria, un creciente despido de burócratas, además de un excesivo y abusivo centralismo del poder en la figura del gobernador son las características de una administración que le abona al desastre veracruzano. Ni siquiera los secretarios de despacho han recibido su presupuesto anual, "sólo les depositan el pago de su nómina". En el Veracruz de Yunes "no se mueve nada sin que el gobernador lo autorice" dice el perredista Sergio Rodríguez Cortés, diputado local plurinominal.

La situación financiera del estadoes delicada, aseguró, y responsabilizó al gobernador. Dijo que las actividades gubernamentales se encuentran en una franca parálisis administrativa, culpa del gobernador Yunes. "Tomé la decisión de no ser ni sumiso ni omiso en la información que tiene que ver con el interés de los veracruzanos. Mi remoción de la presidencia de la Comisión de Hacienda del Congreso del Estado no está a debate. Lo que sí lo está es la forma de gobierno y las condiciones en las que se encuentra el estado de Veracruz. Hay un engaño gubernamental porque el primero de diciembre, cuando el gobernador asume la responsabilidad, dijo que el problema más grave del estado era la situación financiera. 12 días después el gobernador declaró en emergencia financiera al gobierno del estado e incluso se sostuvo la posibilidad que Veracruz no formara parte del convenio de colaboración con la República por el tema de las participaciones federales".

El 28 de diciembre el gobernador en el Congreso del Estado expuso su planteamiento financiero para resolver el problema económico de Veracruz, "él pidió tres meses para que se hiciera un replanteamiento: para ajustar el presupuesto con el Plan Veracruzano de Desarrollo y para que el déficit presupuestario se obtuviera de una reducción al gasto corriente. Se planteó un trabajo conjunto entre el Ejecutivo con el Legislativo. Al final no se cumplió".

Yunes Linares reconoció que "de aprobarse el presupuesto anterior implicaría continuar con la prácticas mal sanas de la licuadora porque estaríamos utilizando dinero etiquetado para gasto corriente. El plazo se le venció y el gobernador envió un documento de tres hojas con el cual prácticamente renuncia a no utilizar la licuadora además que no contempla el ajuste del presupuesto al Plan Veracruzano de Desarrollo y tampoco el gasto pormenorizado por dependencia a la baja".

El gobernador comunicó que se va a utilizar el presupuesto 2017 sin ajuste: "Aplicará la Ley de Ingresos y el Decreto de Presupuesto de Egresos, aprobados por el H. Congreso del Estado para el ejercicio 2017, reiterando que existe un déficit presupuestal. Durante el año se harán los ajustes que sean necesarios, que se notificarán puntualmente a esa soberanía".

Esta es una contradicción del gobernador, "en su momento nos señaló que utilizar ese presupuesto sería seguir con la licuadora. Al final se retractó y ahora se sigue utilizando ese mismo esquema. Esto no cumple con la ley y tampoco resuelve el problema financiero del estado".

Por ello, los recursos con los que opera por ejemplo el programa "Veracruz comienza contigo" son inconstitucionales. "No está presupuestado de acuerdo a lo que marca el Código Financiero del Estado que exige que los gastos se programen, se presupuesten y la fiscalización. En Veracruz no hay transparencias en el manejo de los recursos económicos, dice que nos rinde cuentas de cómo se maneja el dinero, pero no explica que se viola el Código Financiero del Estado así como la Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios".

Lo preocupante "es que hay una inmovilidad en la economía veracruzana. Los presupuestos de las diversas dependencias estatales no están determinados a esta fecha, por lo tanto los secretarios de despacho no pueden cumplir las responsabilidades porque no hay dinero para obras y acciones. No tienen presupuesto fijo. La Secretaría de Finanzas lo único que hace es pedirle a cada dependencia un reporte de su nómina salarial y dispersarla cada fin de mes, violando cualquier sentido de respeto a las leyes. Por todo eso, acusa, el estado está paralizado, no hay obras, no hay acciones, las diferentes dependencias no realizan su trabajo".

En Veracruz vivimos "en un estado monárquico, todo recae en la voluntad de un sólo hombre que es el gobernador del estado. La oferta de cambio que se hizo como gobierno de coalición no existe, por eso los legisladores no podemos seguir en este desequilibrio que existe entre el poder Legislativo y el Ejecutivo. No es un asunto personal. No tengo nada contra el gobernador. Tampoco me siento acorralado ni descontento con la alianza electoral PAN-PRD. La exigencia es que este sea un gobierno diferente que sirva a los veracruzanos".

Esta postura, aseveró el diputado, ha sido respaldada y avalada por 25 diputados locales, "en la sesión del martes pasado tuve el apoyo de los diputados locales".

Lo importante es recuperar el dinero desviado de las arcas estatales

El diputado local del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Sergio Rodríguez Cortés, aseguró que es positivo que ex funcionarios públicos estén en la cárcel, pero lo importante es saber cuánto se ha recuperado como parte de decomisos y saber dónde quedo el dinero desviado.

Y es que dijo han sido pocos los casos en donde se han recuperado bienes de los ex servidores públicos, cuando eso es lo más importante, pues sería la manera de recuperar lo desviado de las arcas estatales y municipales.

Respaldó la solicitud de la Fiscalía General del Estado (FGE) para desaforar a Alberto Silva, diputado federal, ya que él fue del círculo más cercano del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, y cuestionó porque gente como Érick Lagos o el propio Gabriel Deantes no están tras las rejas, pues ellos formaban parte del grupo que tomaba las decisiones sobre el manejo financiero de las arcas estatales.

"Es importante que se siga avanzando con el tema de la administración anterior, ya hay bastantes personas en la cárcel, eso habla de que este gobierno ha estado trabajando fuerte en el tema de responsabilizar a exservidores públicos".

Pero es importante que se avance en el problema financiero que aqueja a Veracruz, "habría que revisar cuánto se ha recuperado de los miles de millones de pesos desviados, porque lo cierto es que no conocemos dónde está el dinero".

Pidió cuentas de lo recuperado, pues a la fecha no se ha informado al Congreso cómo se está manejando o en qué se va a invertir, "hay muchos pendientes, como la deuda con los alcaldes, por lo que sería bueno que el dinero recuperado permita normalizar lo que se les debe a los municipios".