Política

Malecón del Paseo

julio 16, 2017

Toda felicidad es relativa

EMBARCADERO

Alejandro Almazán, cuatro veces Premio Nacional de Crónica y Premio Internacional de Crónica de la Fundación para el Nuevo Periodismo en Iberoamérica, fundada por Gabriel García Márquez, prepara un nuevo libro, ahora sobre las vivencias y experiencias de reporteros en zonas de riesgo y peligro en el país… Y en el caso de Veracruz invitó al diarista Ignacio Carvajal García para escribir el capítulo correspondiente y en donde, claro, reseñará el asesinato de los 19 trabajadores de la información en el duartazgo y los dos que van en la yunicidad, uno en Córdoba (Ricardo Monlui) y otro en Acayucan (el hondureño Edwin Rivera Paz, y quien filmaba un documental sobre el trato a los migrantes en el territorio jarocho)… Según el cronopio argentino, Julio Cortázar, el reportero es un nadador entre dos aguas, como son las siguientes: el periodismo y la política, la dignidad y la corrupción, la palabra de los hechos y la sumisión… Antón Chéjov, uno de los más grandes escritores rusos, vivió 44 años antes que muriera de tuberculosis y publicó 30 libros… A los 13 años, conoció los secretos del amor… León Tolstói era su escritor preferido y como se veían tanto y tan seguido, un día Chéjov le pidió el siguiente favor: "No cuentes a nadie que escupo sangre"… Con una enfermedad como la tuberculosis, decía, "uno se vuelve humilde"… A pesar de su brillantez literaria fue muy pobre y nunca ganó suficiente dinero para un buen alimento… La felicidad absoluta y total, dice el chamán, nunca ha existido ni existirá… En todo caso, hay momentos felices que se han de guardar en el baúl de los recuerdos e irlos juntando para acordarse de ellos en las horas adversas… Por ejemplo, el día más feliz de algunos seres humanos es cuando pasan un día completito leyendo una novela, un libro de cuentos, un libro de poesía, un libro de crónicas…

ROMPEOLAS

Un escándalo mediático está en puerta… Rafael "El negro" Cruz de Nopaltepec, "El negro" de Fidel Herrera, interpuso denuncia penal por daño moral en contra de unos diez reporteros por haber publicado una nota donde confundieron a su hijo como el hijo del otro Rafael "El negro" Cruz, "El negro" de Ramón Ferrari Pardiño, "El negro" Cruz de Boca del Río, cuando el caso de los Porkys boqueños y que ocurrió, aproximadamente, hace más de un año… Habría, entonces, de recordar una frase de Gabriel García Márquez: "el problema del reportero no es que lo escrito sea verdad, sino que el lector lo crea"… El director fundador del portal Elfaro.net, con sede en San Salvador, periodista laureado, imparte cursos intensivos de periodismo en Veracruz invitado por la Ceapp, de igual manera como en el sexenio de Miguel Alemán Velasco y Fidel Herrera Beltrán lo hacía su antecedente, el Colegio de Periodismo… El viejito del pueblo dice que hay cositas que arden tanto en el cuerpo como si fuera un pozole hirviendo… Entre otras, las siguientes: el embarazo de la novia estudiantil, la infidelidad probada y comprobada de la pareja, la traición de un amigo, la rebatinga por una herencia familiar, la confirmación de que se padece el VIH, la rara y extraña desaparición de los ahorros, un hijo fuera de matrimonio que de pronto, zas, aparece, una borrachera de la que nada se recuerda, ir al banco a cobrar un cheque de hule y saber que el sacerdote de toda la confianza familiar fue acusado de pederasta…

ASTILLEROS

Está claro que los políticos y reporteros "ferozmente honestos y endiabladamente inteligentes, agudos, esforzados, laboriosos y celosos de su independencia y espíritu crítico" en la historia del país desde el siglo XVIII hasta la fecha han sido los hombres que trabajaron (un tiempo) al lado de Benito Juárez… Ellos eran, entre otros, Guillermo Prieto, Santos Degollado, Melchor Ocampo, Francisco Zarco, Ignacio Manuel Altamirano, Ignacio Ramírez y Manuel Payno… Con todo, y a la pregunta de las razones de aquella honestidad "a prueba de bomba", indestructible, fuera de serie, excepcional en la historia de un país con fama pública de corrupción política, la respuesta es concreta y específica: primera, porque todos ellos tenían principios, ideas, ideales, virtudes, sueños, utopías, y todos, sin excepción, las vivían al pie de la letra… Segunda, porque todos ellos eran masones, cuando la masonería alcanzaba la plenitud de lo ideal… Tercera, porque aun cuando algunos creían en Dios (el dios a su modo), todos ellos eran ateos… Cuarta, porque eran "fervorosos periodistas" que miraban el periodismo como una religión y un apostolado… Quinta, porque tenían esposas, iguales que ellos, llenas de principios y valores… Sexta, porque a ninguno le interesaba la riqueza material, sino vivían para sus ideas, tiempo aquel en que las ideas eran sagradas… Y séptima, porque sin ser entre ellos amigos, amigos, amigos, unos y otros se apoyaban y se alentaban para seguir en la lucha… Tan es así que cuando a Benito Juárez le entró la locura de seguir reeligiéndose (fue presidente de la república durante 14 años), todos, salvo Sebastián Lerdo de Tejada, le renunciaron, y al día siguiente ya estaban en el periódico "escribiendo como locos" una crítica feroz a Juárez, pues de tal magnitud era su independencia…