Política

La fiscalización es insuficiente si sólo es parte de las instituciones, admite Orfis

julio 14, 2017

Los resultados en materia de fiscalización, tanto a nivel federal como en los estados han demostrado que son insuficientes para favorecer a la sociedad si sólo las realizan las instituciones, reconoció el auditor general del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis), Antonio Portilla Vázquez.

"Únicamente bajo un esquema de mayor colaboración, entre los órganos fiscalizadores, de control y con la intervención de la sociedad, lograremos abatir prácticas, que carentes de integridad y vocación de servicio, han evitado el derecho de facilitar otorgar a los ciudadanos, oportunidades de bienestar", agregó.

Al encabezar la Reunión Regional del Grupo Cuatro de la Asociación Nacional de Organismos de Fiscalización Superior y Control Gubernamental (Asofis), la cual es coordinada por Antonio Portilla Vásquez, indicó que los entes de fiscalización tienen el reto de lograr mayor eficacia y eficiencia en el quehacer gubernamental y la aplicación de los recursos públicos.

"A través de nuestras actividades preventivas, de fiscalización, o en último caso, de promoción de sanciones, impulsamos el cumplimiento de los preceptos constitucionales, de que los recursos públicos se apliquen a los fines a que están destinados y se traduzcan en obras y acciones que impacten positivamente a la sociedad", añadió.

El auditor general del Orfis señaló que se deben redoblar esfuerzos para lograr la correcta operatividad de los sistemas nacionales de fiscalización y anticorrupción.

"Estamos conscientes que todas las instituciones, y especialmente los entes fiscalizadores, tenemos el desafío de fortalecer nuestras organizaciones, de innovar los procedimientos de trabajo, de capacitar aún más a nuestros colaboradores, de promover la armonización de los marcos normativos y administrativos, con especial énfasis en las leyes de fiscalización, así como de establecer mecanismos para escuchar e involucrar a la sociedad", manifestó.

Y resaltó que el contar con servidores públicos íntegros dentro de las instituciones encargadas de la fiscalización, control y rendición de cuentas, será la manera de asegurar el éxito del Sistema Nacional Anticorrupción.