Política

Miseria empuja a familias completas a emigrar para trabajar en el campo

julio 12, 2017

Orizaba, Ver.- La fallida política del gobierno federal condenó a la pobreza y a la deserción escolar a millones de niños en edad de estudiar. Hoy se les ve en el campo de trabajo, en vez de las escuelas. El corte de café y la actividad citrícola, hace que cientos de familias enteras de las Altas Montañas emigren a zonas productoras. Incluso familias del estado de Puebla se emplean en esta región, según datos del secretario general de la CROC, César Silva Reyes.

Es algo que no se puede ocultar, especialmente en el corte de café a finales de los meses de diciembre y enero, familias enteras y no sólo los niños son contratadas en los campos de café en las regiones de Huatusco, Coscomatepec y Totutla. Niños que en vez de estar en la escuela están en el corte del café, apoyando a la economía de las familias precisamente por la carencia de recursos económicos.

Hay familias que vienen de diversos municipios de la sierra tanto de Zongolica como de la sierra Negra de Puebla. El corte de café no es la única actividad, asegura, sino que igual se realiza en el corte de caña y en otros cultivos como el limón, ahí andan los niños y las familias completas trabajando por la falta de oportunidades para mantener a sus familias.

En la región de Orizaba la explotación laboral infantil se simula de otra forma: "aquí a los niños, especialmente de los municipios rurales e indígenas, se les envía a trabajar con la venta de flores, dulces o bien artículos hechos a base de madera. La explotación aquí toma otra cara distinta a la que se tiene en diversas regiones del estado y del mismo país".

El abuso laboral, dice Silva Reyes, no se identifica de forma tan fácil. En donde pudiera darse el caso concreto de acciones de explotación infantil, es en el municipio de Ixhuatlancillo. Ahí los niños son explotados en los llamados talleres familiares de artesanías. Los niños con los papás salen a la venta de esos productos que fabrican o que en determinado momento compran.

En la zona pudiera haber mucha explotación laboral infantil en intramuros. En algunos talleres artesanales es en donde se estaría empleando a los niños para actividades como la producción de tabiques, arreglos florales, en los talleres de mecánica o electrónica automotriz, ahí quizá pudiera haber, pero los más vistos son los niños de la sierra de Zongolica, que andan en las calles ofreciendo flores y otros productos propios de esa zona.

Lo mismo ocurre en la sierra del Pico de Orizaba, "todos los niños y niñas ayudan a sus padres tanto en labores propias de la casa como del campo. Sólo que a diferencia de otras regiones, no dejan la escuela sino que cuando terminan su jornada educativa se incorporan ya sea al campo o en el caso de las niñas a las labores de casa".

Estas situaciones no se pueden regular "debido a que la autoridad laboral no tiene injerencia. Muy difícilmente vamos a encontrar a funcionarios de la Secretaría del Trabajo que suban a la serranía a recorrer esos municipios para constatar la explotación laboral infantil, si no lo hacen en la zona urbana mucho menos lo harán en aquellas regiones.

"Lo que sí es muy notorio en las temporadas de corte, es que acuden familias completas a trabajar. Eso es muy visto pero las autoridades no hacen nada al respecto. Quizá sea con base en los usos y costumbres, pero no se ve nada respecto a la explotación laboral e infantil".

Ahora bien, el líder de la CROC afirma que ésta frena el desarrollo porque al final del día, los niños o niñas deben dejar de lado su instrucción escolar, muchas veces media superior para someterse de lleno al trabajo, ya sea doméstico, en casa, o bien para irse a trabajar al campo u otras actividad. Cortan sus posibilidades de mejorar las condiciones de desarrollo y educación.

Hace un par de días, el director del Programa Campos de Esperanza de la organización World Vision México, Tonatiuh Magos, reveló que los datos más recientes, de estudios hechos en el estado, indican que son alrededor de 25 mil niños veracruzanos los que se dedican a la actividad laboral.