Municipios

Sube miseria en Atlahuilco y duartismo lo dejó sin obras

julio 11, 2017

Atlahuilco, Ver.- El millón 400 mil pesos que la administración de Javier Duarte le robó al ayuntamiento de este lugar acentuó las condiciones de pobreza extrema en las que viven por lo menos seis de cada 10 familias de este municipio. El desvío económico retrasó y en algunos casos canceló las pocas obras que se programaron para el año pasado y además irritó a la población que ahora amenaza con movilizarse para que se les reintegre el dinero malversado.

El alcalde, Pedro Colohua Tlaxcala, reconoce los problemas sociales que se puede derivar de ese desvío que, dice, afectó a la economía de este municipio, considerado en la franja de mayor pobreza de la sierra de Zongolica, "es un millón 400 mil pesos que no fue entregado durante la administración de Javier Duarte y esto ya nos provoca conflictos entre habitantes de varias localidades.

"La gente está molesta porque ese dinero, casi millón y medio de pesos, estaba destinado para aplicarlo en el tendido de una red de agua así como electrificaciones y la apertura de caminos, pero luego de que ese dinero fue desviado, las obras no se realizaron y por consecuencia lógica la misma gente se molestó y ahora amenazan con realizar manifestaciones. Ese dinero estaba destinado para disminuir, ligeramente, las carencias de servicios que hay en la sierra de Zongolica.

"El saqueo que Javier Duarte de Ochoa y algunos de sus funcionarios, realizaron de las arcas del estado, causó una serie de problemas bastante severos. Los más afectados como siempre, somos los más pobres. La gente de este municipio, de por sí vive en condiciones bastante precarias. No hay servicios básicos en la mayoría de las viviendas y todavía con este problema agrava la miseria".

De acuerdo con el censo 2010 del Inegi, este municipio se la clasifica en un grado "muy alto" de marginación. En la escala se le coloca con 47.5 por ciento. 39.1 por ciento de su población es analfabeta. 41 por ciento de sus viviendas no tienen agua entubada y 64.9 por ciento de sus viviendas registran, algún grado de hacinamiento, según se reporta.

Los ingresos económicos de las familias no son superiores a los dos salarios mínimos diarios, "pero la mayoría de ellas se compone por cinco o más integrantes, lo que provoca que los recursos económicos sean insuficientes. Son condiciones que obligan a que la mayor parte de la población masculina emigre ya sea al interior del país o bien a los Estados Unidos, pero de los que se van muchos ya no regresan. Ocasionalmente vuelven por unos días y se vuelven a ir".