Política

Al menos 8 mil 500 hectáreas han sido deforestadas en Veracruz, dice la Conafor

junio 19, 2017

En Veracruz hay un promedio de ocho mil 500 hectáreas desérticas, que anteriormente eran selvas y bosques, pero a causa de la deforestación ocasionado por el sobrepastoreo, la ganadería "intensiva" y las prácticas agrícolas "inadecuadas" se quedaron sin árboles y la vida animal silvestre que ahí existía, informó la suplente legal de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Valeria Madrigal Sánchez.

Refirió que los seres humanos son capaces de desaparecer un bosque en un día, pero volver a tenerlo, disfrutar de sus beneficios como el oxígeno y el agua le costará hasta 100 años de siembra y cuidados de árboles.

En 2013 la Conafor detectó que a nivel nacional se perdían 150 mil hectáreas al año, por lo que el gobierno de la República estableció el compromiso de reforestar el mismo número de tierras.

En el caso de Veracruz, hasta el año 2016 se han reforestado alrededor de 56 mil hectáreas, principalmente en el Cofre de Perote y el Pico de Orizaba, en donde se hacen también obras de suelo, esto significa que se han colocado alrededor de 59 mil toneladas 400 toneladas de tierra "retenida".

En este 2017, la Conafor invierte alrededor de 114 millones a través del programa Nacional Forestal en Veracruz, a fin de hacer los bosques productivos, con suelos retenidos, generación de empleos, abatir la pobreza y tener un mejor medio ambiente.

Los ejidatarios apoyados por la Conafor siembran entre un mil y un mil 100 árboles por hectárea en estas superficies desérticas, acciones que ayudan a que los hombres tengan una labor y no emigren a otras ciudades o país.

"Mantener nuestros suelos fértiles, tiene que ver con el abatimiento de la pobreza, la seguridad, alimentaria, el arraigo de la gente y evitar la migración, con trabajos y actividades para detener la sequía, vamos a lograr abarcar todos estos aspectos", indicó la funcionaria federal.

En la Unidad de Artes se realizó un ciclo de pláticas "Nuestra Tierra, Nuestro Hogar, Nuestro Futuro", por el "Día Mundial de Lucha Contra la Desertificación y la Sequía" que se conmemora cada 17 de junio desde el año 1995, cuando México se sumó a este tratado elaborado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Madrigal Sánchez explicó que la Conafor apoyó este año a ejidatarios de bosques y selvas con el programa "Nacional Forestal" que permiten la siembra de árboles en cuatro mil 200 hectáreas; a través de "Compensación Ambiental" un mil 150 hectáreas y con "Plantaciones Comerciales Forestales" se abarca a dos mil 800 hectáreas.

"Eran suelos degradados y este año inicia su proceso de restauración. Son alrededor de ocho mil 500 hectáreas. La intención de Conafor es disminuir la tasa de deforestación", dijo.