Política

Trabajan complejos petroquímicos sin insumos básicos y con sobrepoblación

junio 19, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- En los complejos petroquímicos del sureste de Veracruz se vive una situación verdaderamente critica, ya que existe sobre población dentro de los centros de trabajo y la empresa ya no les está dando ni los insumos básicos.

Esta semana se dio a conocer que al menos 650 trabajadores del complejo petroquímico Pajaritos salieron de las instalaciones, ya que la empresa Mexichem tomó por completo la operación de todas las plantas, incluyendo servicios y etileno.

La Coordinadora por la Defensa de Pemex confirmó que la empresa había firmado un acuerdo con el sindicato para que estos trabajadores siguieran laborando sin problemas y con todos sus derechos laborales.

Tras la explosión de la planta de Clorados III los petroleros fueron quienes más alzaron la voz sobre la mala operación de las empresas privadas, lo cual ocasionó esta desgracia.

Tras la negociación con la empresa, se dio a conocer que los 650 trabajadores serán intercalados en los escalafones de los complejos petroquímicos, La Cangrejera y Morelos, a pesar de que ya se reporta que existe sobre población. "Les guste o no tendrán que irse a los complejos porque a ellos, de acuerdo con el contrato colectivo, por falta de materia les tocaba liquidación", explicaron los integrantes de la coordinadora.

Los ex trabajadores de Pajaritos confirmaron que todas las unidades que tenían en la gerencia de Pajaritos fueron recogidas por las aseguradoras.

Las instalaciones de Pemex viven una verdadera crisis y a pesar de que estaban en proyecto, no se han construidos talleres ni oficinas para todo el personal que fue reubicado, por lo que se encuentran hacinados.

René Marquina Cárdenas, vocero de la Coordinadora, dijo que dentro de las instalaciones la empresa ya no les compra equipo de seguridad ni insumos básicos, como es el agua embotellada, el papel de baño y todos los insumos de limpieza.

En este año, Pemex no ha pagado ninguna factura a sus proveedores y por eso han dejado de surtir el material más básico, aunque lo más preocupante es que los trabajadores laboran sin las medidas básicas de seguridad, y exponen su vida, pues desempeñan muchas actividades de riesgo.

A pesar de estar especificado en su contrato colectivo de trabajo, en este año no han recibido zapatos y ropa de trabajo, además de mascarillas y material que se tiene que portar diariamente y que se usa durante los accidentes.