Política

Obra pública en el norte no se da a compañías locales; hay observaciones

junio 17, 2017

Poza Rica, Ver.- De las 230 empresas constructoras afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), sólo cinco de ellas obtuvieron contratos para el desarrollo de obra pública municipal; en su mayoría, es realizada por empresas relacionadas directa o indirectamente con los presidentes municipales, lo que se traduce en constantes observaciones de parte del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Veracruz (Orfis).

De acuerdo con el presidente de la CMIC en la zona norte, Miguel Ángel Elizalde Martínez, los empresarios locales están sobreviviendo gracias a un recurso aprobado por el gobierno del estado, a través de la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) para la realización del libramiento de Tuxpan, y en espera de que se libere un recurso entregado por la Federación a través de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en el área de conservación de carreteras, porque de la obra pública de los municipios, sólo cinco empresas han logrado algún contrato.

"De proyectos municipales es realmente muy poco el beneficio a las empresas locales, es muy limitado. CMIC tiene un padrón de 230 empresas constructoras, la mayoría de ellas en Poza Rica, Papantla, Tuxpan, Martinez de la Torre, Pánuco, San Rafael y Pueblo Viejo; pero de éstos, sólo en Poza Rica tres empresas lograron un contrato y dos en Tihuatlán", comentó Elizalde Martínez.

Casos como el de Tuxpan y Coatzintla, ninguna empresa ha logrado un contrato para obra pública. Sin embargo, en este último municipio, el Orfis ha detectado una serie de irregularidades en el ejercicio de la cuenta pública 2014.

En las anteriores, las observaciones están relacionadas con errores en los contratos y procesos de licitación, falta de firmas, errores en las actas de entrega, estimaciones sin pruebas de laboratorio, asignaciones directas, carencia de validaciones, entre otras. Todas desarrolladas durante la gestión de Patricia Cruz Matheis como Directora Municipal de Obras Públicas, actualmente presidenta municipal electa, y sobre quien pesan acusaciones de desvió de recursos públicos para el financiamiento de su campaña.

Elizalde Martínez enfatizó que la industria ha sido muy afectada, porque en la mayoría de los municipios, los presidentes municipales se encargan de la obra, convirtiéndose en empresarios constructores y en una competencia desleal para quienes han invertido durante años en el ramo de la construcción.

"No podemos seguir permitiendo esto. Los alcaldes deben ocuparse en administrar los bienes y los constructores a hacer la obra pública, para generar fuentes de trabajo y mejorar la estabilidad económica. Ojalá que en el caso del nuevo alcalde, de izquierda -Javier Velázquez-, sea con apertura como lo propuso durante su campaña", insistió el representante de los constructores.

Insistió que quienes desarrollen la obra pública en los municipios, sean empresas locales, afiliadas o no a la CMIC, pero que no surjan de la noche a la mañana con cada nueva administración; una situación que debe observar de cerca el órgano fiscalizador y la autoridad estatal.