Política

Siguen en pie proyectos de Odebrecht en el estado pese al llamado federal a revocarlos

junio 14, 2017

A pesar que el Congreso de la Unión exhortó al Congreso del Estado de Veracruz que se determinara la nulidad, rescisión o revocación de todas las concesiones, contratos, proyectos de prestación de servicios y asociaciones público privadas otorgadas a la empresa Odebrecht S.A, sus filiales o subsidiarias, el Legislativo local no ha hecho nada al respecto, pese a que en la entidad están Etileno Siglo XXI, el Grupo MAS de Veracruz, además que la empresa proyecta para 2018 carretera entre Tuxpan-Tampico, presa multipropósito de usos múltiples, incluso ferrocarriles y aeropuertos.

De acuerdo al documento proporcionado por la legisladora Daniela Griego Ceballos, presidenta de la Comisión de Transparencia, Acceso a la Información y Parlamento Abierto, se ordena una revisión al contrato Etileno Siglo XXI, porque uno de los contratos que consiguió Odebrecht con Pemex Refinación fue a través de adjudicación directa, es decir sin haber participado en un concurso de licitación junto con otras empresas competidoras.

Odebrecht empezó a operar en México en 1991 y en el caso de Veracruz, su filial Braskem se unió a la mexicana Idesa para desarrollar el proyecto Etileno XXI y otro de los proyectos es una presa multipropósito en Veracruz, en el oriente en el país y con costas en el Golfo de México con un costo estimado de unos 450 millones de dólares, a ser ejecutado junto con el gobierno estatal.

Pero Odebrecht también estaba esperando para desarrollar un proyecto para la construcción de una carretera entre Tuxpan y Tampico, estos proyectos serían para 2018, cuando también habría unos de infraestructura de energía, de agua y carreteras, pero podrían incluir ferrocarriles y carreteras.

Otra de las inversiones de Odebrecht es el organismo operador del agua de los municipios Veracruz-Medellín.

Los contratos

En el documento se señala que los contratos que se identifican por una investigación realizada por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) advirtió sobre graves irregularidades cometidas en Pemex.

En la entidad veracruzana está el contrato Refinería de Minatitlán, por un monto de 289.5 millones de dólares, adjudicado a la Constructora Norberto Odebrecht SA, Mina Trico S de RL y Ebramex, en alianza con Río San Juan Construcciones SA de CVy Técnicas Reunidas SA.

Además del contrato Etileno XXI, Planta de Etileno en Coatzacoalcos, Veracruz, por un monto de 2 mil 500 millones de dólares, adjudicada a la empresa Promotora de Inversión de CV.

De ahí que el dictamen de la comisión de Transparencia y Anticorrupción del Congreso de la Unión para que la medida de rescindir contratos también se dirigiera a los estados en donde la empresa Odebrecht tiene proyectos.

En el documento del Congreso federal se establece que fue en el gobierno del ex presidente Felipe Calderón, a través de Pemex Gas y Petroquímica Básica, impulsó la inversión privada para el desarrollo del complejo petroquímico Etileno XXI, el proyecto se licitó en 2009 (administración de Fidel Herrera Beltrán) y en ese mismo año la licitación se dio a la empresa Braskem-Idesa.

El consorcio inició construcción de la planta en el 2011 (año de la administración de Javier Duarte de Ochoa), con una inversión estimada de 2 mil 500 millones de dólares.