Cultura

Académica de la UV exige plaza laboral ante rectora

junio 10, 2017

María del Carmen Chiu Pablo, académica de la Universidad Veracruzana desde hace 20 años y que desde hace tres obtuvo su plaza de tiempo completo a través de concurso, demanda a la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara, la inmediata asignación de su plaza laboral que por derecho le corresponde y que pare el hostigamiento laboral que ha padecido por parte de la Federación Estatal de Sindicatos y Asociaciones del Personal Académico de la Universidad Veracruzana (Fesapauv).

La catedrática del campus Coatzacoalcos-Minatitlán lamentó que la rectora no defienda a los universitarios, a la vez, denunció a la Fesapauv que la acosa laboralmente.

La docente de la UV acudió a la Sala de Conciertos Tlaqná, de la Unidad de Servicios Bibliotecarios, mientras se celebraba el Consejo Universitario, para solicitar audiencia con las autoridades, porque, dijo, hay favoritismos para la asignación de plazas en la máxima casa de estudios del estado.

María del Carmen Chiu Pablo, académica en la Facultad de Trabajo Social en Minatitlán, explicó que obtuvo un puntaje de 1239 en el examen de concurso para plaza de tiempo completo que presentó en 2014, esto conforme a su derecho. Sin embargo, el resultado quedó sin efecto y se favoreció a otro catedrático, apoyado por la Fesapauv, con un veredicto emitido el 5 de junio, por lo que señaló inequidad de género en la Universidad Veracruzana.

Así, dijo Chiu Pablo que en el discurso la rectora habla de la equidad de género, "pero en la realidad no es así, tuve que venir hasta acá porque las tres veces que ha ido la rectora no he sido escuchada, venir aquí a manifestar mi inquietud es una medida extrema que tuve que tomar tras agotar todas las instancias de la Universidad Veracruzana, porque pareciera que mi problema no les interesa".

La catedrática denunció que debido a la lucha que ha llevado dentro de su derecho universitario, ha sufrido acoso laboral por parte del Fesapauv, cuyo Secretario General es Enrique Levet Gorozpe, "mi delito ha sido no tener un grupo que me apoye, el sindicato es en realidad quien manda dentro de la Universidad Veracruzana, porque es el que ha trazado este proceso de asignación de plazas".

El sindicato me ha acosado, me ha hostigado. He acudido a instancias de Derechos Universitarios y me dicen que ellos no pueden hacer nada; he ido a la Unidad de Género y me dicen que tampoco".

"Me levantan actas y no me notifican, por ejemplo de cuando he tenido que venir a Xalapa a demandar la asignación de mi plaza, y me amenazan con que me van a correr que por algo que publiqué en el Facebook, según ellos, y me obstaculizan mis derechos laborales... Ya le dije al secretario Levet Gorozpe y su respuesta fue decirme que qué les hice yo a ellos"

Mencionó que no es la única que padece esta situación y que estarían igual cerca de 50 catedráticos que no se les quiere otorgar la plaza de tiempo completo, esto de acuerdo con lo expresado a través de la Red en Defensa de la Universidad Veracruzana.