Política

Gasoducto por Xalapa, ningún beneficio para la población

mayo 19, 2017

Con la falsa y engañosa argumentación de los beneficios pingües que la modernidad traerá a los xalapeños –entendida, en este caso, como la introducción de un gasoducto por las principales calles de la capital para abastecer a empresas de todos calibres que con ello abarataran sus costos hasta en 40 por ciento–, Gas Natural de Xalapa consiguió hacerse de la concesión y se prepara ya a complicar la vida o, en el peor de los casos, ponerla en riesgo por las implicaciones que conlleva una instalación industrial de esta naturaleza, del 99.99 por ciento de los habitantes de la región por los que pasará el gasoducto.

Serán los municipios conurbados de Emiliano Zapata, Coatepec y la capital por donde cruce la línea de distribución para darle el servicio a los que serán sus primeros clientes, entre otros, Nestlé México, Parques Industriales Simsa, SIM Alimentos e International Paper Empaques Industriales de México. Mientras que en Xalapa, la compañía suministrará el hidrocarburo a empresas del grupo Walmart, como son Sam’s, VIPS, Superama y El Portón, además de La Gavia, La Vecindad, El Beduino, Los Giros, La Vena Cava, Vinissimo, La Cata, Hotel Atenas, Hotel Howard Johnson, Best Western, Hospital Los Ángeles, entre otros.

Como se aprecia, la voracidad empresarial de la concesionaria del servicio que en una primera etapa ha dicho sólo atenderá al sector empresarial, prácticamente destroncará la vialidad de por sí agobiante en la ciudad y sus conurbaciones por medio de la obra civil que consistirá en abrir las calles para introducir el gasoducto, y en el caso concreto de Xalapa, se verán afectadas las avenidas Lázaro Cárdenas, 20 de noviembre y Circuito Presidentes, por las cuales transita una inmensa mayoría de los habitantes de la zona para acudir a sus trabajos, escuelas, etc.

La inquietud ciudadana no es fortuita pues existen antecedentes de graves accidentes como el sucedido en Cadereyta, Nuevo León, donde ocurrió una explosión y los daños a la vialidad serán permanentes en tanto duren las obras. Gas Natural de Xalapa, además, consiguió la autorización para que el trazo del ducto pase por plena mancha urbana xalapeña porque con ello logrará importante ahorro ya que existe la alternativa de conectar por fuera de la cuidad el gasoducto (vía Estanzuela hasta Coatepec), pero esta opción sería más cara porque tendrían que comprar los terrenos a los ejidatarios y también es más largo el tramo.

Está claro que se trata de un proyecto económico, con altísimo riesgo para la población y sin ningún beneficio social pues deberán pasar muchísimos años para que los ciudadanos tengan acceso a ese servicio.