Política

Enseñanza del arte debe garantizarse en la formación infantil, estima Marcelleti

mayo 18, 2017

Lanfranco Marcelleti, director de la Orquesta Sinfónica de Xalapa (OSX), planteó la necesidad de que la enseñanza del arte esté inmersa en la formación infantil, y por esa razón la clase política –como representantes de una comunidad– debe ser consciente y sensible al respecto.

En la primera conferencia de las Jornadas Universitarias sobre Música y Política, que se inauguraron este miércoles 17 de mayo en el Centro de Estudios de la Cultura y la Comunicación (CECC) de la Universidad Veracruzana (UV), a través de una videoconferencia el músico brasileño señaló que la mayoría de las instituciones musicales subsisten con ayuda del Estado, lo cual crea una relación entre arte y política, muchas veces nada fácil.

Lamentó que en la actualidad el arte no se enseñe en la escuela a los niños y jóvenes como algo esencial; puso como ejemplo el hecho de que le den prioridad otras materias como matemáticas, español o literatura, en vez del arte.

"Nunca se habla de cortar el curso de matemáticas, español o literatura, pero es muy natural que alguien lo haga con el arte, la música o la danza".

En contraste, en países como Estados Unidos de Norteamérica, las orquestas reciben financiamiento del gobierno, pero también de empresas e instituciones, situación que no ocurre en otras naciones, como en México. En América Latina es muy difícil, porque pensamos que como ciudadanos no nos corresponde eso, sino al gobierno y a los políticos, subrayó.

Por lo tanto, si un político no tiene conocimiento de la importancia de las artes en general, naturalmente ese tema no será una prioridad. En este sentido, destacó que son los músicos quienes deben entender esa importancia y su aporte a la sociedad.

Expresó que si alguien cerrara una orquesta, muy pocas personas saldrían a la calle a protestar por ello; al contrario de lo que sucedería si prohibieran el futbol o el carnaval (en el caso de Brasil), porque representan lo que las personas quieren.

En su exposición se refirió a la pérdida de la espontaneidad del público en los conciertos de música clásica, ya que anteriormente aplaudía y se emocionaba, "tal y como lo hacen en un concierto de Madonna o del extinto Michael Jackson".

Se perdió una espontaneidad, como si fuera una cosa de élite sólo para personas inteligentes, "lo cual es un engaño enorme". Atribuyó este hecho a que quienes no escuchan música clásica tienen miedo de asistir a un concierto porque piensan que no van a entender y se sentirán menos que los otros, y esto ocurre porque nunca formó parte de su educación.

La música clásica no es popular, no fue escrita para bailar (a excepción de algunos valses), pero "sí tenemos una música que fue escrita con un lenguaje que debería llegar a todo el mundo, como la Quinta Sinfonía de Beethoven, por ejemplo".

En la actualidad, existen muchas más posibilidades de estar en contacto con este arte que hace 100 años, a través del YouTube; no obstante, "ha aumentado la posibilidad, pero disminuyó la educación".

Agregó que la música no es un arte que se tenga que estudiar para ser parte de él. Generalmente las personas que acuden a los conciertos de la OSX vieron nacer su gusto durante la infancia, cuando asistían acompañados del abuelo, del padre o del tío, "es así como la música se hizo parte de su vida".

Marcelleti, quien cursó sus estudios musicales en Austria, aseguró que el arte es un camino muy importante para ser feliz, como el hecho de leer un buen libro, ver una película, o escuchar una gran melodía; confió en que algún día en las escuelas los niños escuchen de sus maestros quién fue Beethoven o Tchaikovsky, y se deleiten con su música.

Previo a esta conferencia, Alfonso Colorado, coordinador de las Jornadas Universitarias sobre Música y Política, inauguró el evento que concluirá el viernes 19 de mayo. Le acompañaron José Luis Martínez Suarez y María Esther Hernández Palacios, directores generales del Área Académica de Humanidades y de Difusión Cultural, respectivamente.

El investigador del CECC destacó que estas jornadas están dirigidas a la comunidad musical de la ciudad de Xalapa que ejecuta jazz, música clásica, son jarocho, huapango huasteco, rock y muchos otros géneros.

"La intención es que en este espacio se sienten a dialogar a partir de la política, historia, economía y muchas cosas alrededor del tema."

En http://bit.ly/2qSNB74 se puede consultar a detalle el programa de actividades.