Sociedad y Justicia

Sin avance, el caso de desaparición de 12 mujeres en Actopan en 2011

mayo 15, 2017

Desde el 28 de noviembre del 2011, Yunery Citlally Delgadillo Romero desapareció junto a 13 edecanes y desde entonces mi lucha se llama se llama Citlally y hay miedo porque estoy peleando con algo muy grande, con autoridades y con quienes se la llevaron, pero una madre nunca se rinde, siempre va a buscar a su hijo, dijo Victoria.

Victoria Delgadillo, señala "mi hija y sus otras 12 compañeras se fueron a un evento a Actopan, en un rancho. Al parecer hubo funcionarios importantes del gobierno, pero también gente mala, desde entonces no sé nada de ella, por eso el 10 de mayo no existe como festejo, por eso queremos un resultado para poder estar nosotros completas, porque estamos vacías". Una tal Mireya fue la que las contrató, pero las investigaciones no avanzan en el expediente AP/PGR/SDHPDSC/M8/119/2013 ante la Fiscalía Especializada en Búsqueda de Personas Desaparecidas, en la Ciudad de México.

A través del Facebook se buscó a Mireya. La familia le preguntó y su respuesta fue "Hola, mira, cómo te explico: se fueron a un evento a Actopan, en un rancho. Al parecer hubo funcionarios importantes del gobierno, pero también gente mala. Recen por tu hermana y las demás chicas. A lo mejor ya no las vuelven a ver". Desde entonces no se volvió a tener comunicación con Mireya y tampoco avances en la investigación.

Parecía un día normal, Yunery Citlally, madre soltera de dos menores, como todos los días llevó a su hijo el más pequeño al jardín de niños, lo despidió en el zaguán de la entrada con un beso en la mejilla, posteriormente se dirigió a casa de su madre, ahí prepararía la comida del lunes 28 de noviembre de 2011, el último guisado que hizo fue pollo a la jardinera.

Victoria muestra un dije que carga, es un corazón partido en dos, uno de los regalos que le dio Yunery y que le pidió a su madre siempre lo trajera con ella, "ahí estaré yo" –le dijo Yunery–, por eso no me lo quito aquí traigo a mi hija y en el Facebook le he escrito cuanto la quiero y que me dejó dos responsabilidades: sus dos hijos, pero que los cuido con mucho amor. ¿Qué decirles a mis nietos?, no, sé, ni cómo, pero mi lucha sigue hasta encontrarla

Mientras camina en la marcha del 10 de mayo, Victoria recuerda que regresó de su antiguo empleo el 28 de noviembre a las 20:00 horas, entonces se percató que sus nietos se encontraban todavía en su domicilio, algo inusual, pues para esa hora los tres, la madre y los menores, ya debían haber regresado a su departamento en la colonia Zapata, en Xalapa.

"¿Qué hacen aquí todavía mis niños, por qué no se los llevó Citlally?", Cuestionó Victoria. "Al rato viene, me dijo que la llamaron para cubrir un evento por Actopan", respondió la hermana menor de la desaparecida. Yunery había sido citada en Plaza Cristal 17:00 horas en el centro comercial Plaza Cristal, a las afueras de la ciudad capital y le pagarían 500 pesos por el servicio. Mi hija es una lucecita que sigue brillando en mí, muy inquieta, con muchas ocurrencias, era mi mejor amiga, es mi mejor amiga, tengo muchos recuerdos, reitera que hace 10 años le regaló el collar de dos corazones, me dijo "que era su corazón y el mío", me lo regaló hace 22 años cuando estaba embarazada de mi nieto. Yunery va a cumplir 32 años. Quiero terminar esta pesadilla, dijo Victoria.