Sociedad y Justicia

Luto en Teocelo por crimen de estadounidense que llegó a proteger el medio ambiente y ayudar a todos

mayo 06, 2017

Teocelo, Ver.- Gordon Lewis Strom Díaz, conocido como El Gringo en Teocelo, fue hallado muerto en su casa el jueves por la mañana. Desde hace años vivía en ese poblado, en donde se dedicó a ayudar a la población y a crear conciencia de los problemas del medio ambiente; por ello, los ciudadanos piden justicia, exigen que a nivel municipal y a nivel estado se investigue y castigue a los responsables.

De manera extraoficial, se sabe que su cadáver tenía huellas de tortura, estaba atado de pies y manos y totalmente desangrado. Fue hallado en su propiedad ubicada en el ejido El Zapote, a unos minutos de la cabecera municipal de Teocelo. Sus amistades, académicos, ambientalistas y pobladores de Teocelo califican a Gordon Strom como "uno de los hombres más generosos, amables, buenos que fue brutalmente arrancado de este mundo. Gordon Strom fue una fuerza de cambio, una luz brillante en medio de la obscuridad, un amigo feroz, un esposo leal y amoroso, un hijo fiel".

Otros más exigen justicia, como la asociación civil Derechos Humanos Las Tepehuas, "exigimos justicia y esclarecimiento del asesinato de nuestro compañero, amigo y defensor de derechos humanos Gordon Strom, así como castigo a los responsables de su muerte. No más impunidad, no más violencia, autoridades no guarden silencio o eso les convierte en cómplices".

Mientras que otras amistades daban gracias a ese ser humano que eligió Teocelo para dejar sus enseñanzas, " Quienes trabajamos en algún proyecto contigo solo nos queda decirte, gracias por todo lo que hiciste por las personas del lugar que tanto amabas, tu nombre nunca morirá, el cielo hace reverencia a tu llegada, el país que tanto amaste te falló, hasta el cielo o donde quiera que estés, gracias por todo lo que hiciste por nosotros Gordon Strom".

Todo ello, porque Gordon siempre vio por los pobladores de Teocelo, hacía depósitos de basura a partir de garrafones viejos e impartía en su rancho clases gratuitas de Yoga, incluso, en el año 2015 inició con la jornada independiente de bacheo en la que se reunió con 60 personas de la ciudad, lo que causó la molestia de la alcaldesa Ana Lilia López Banda.

Originario de California, vivía con su esposa con quien fundó la asociación "Amigos de Teocelo", que tenía por objetivo cuidar el medio ambiente, promover el cuidado de las especies de la región como el tigrillo ocelote y el armadillo; además, promovían el reciclaje, el trabajo comunitario y la prevención de las drogas y la violencia en la juventud.

Tristeza y dolor en Teocelo

Habitantes de Teocelo montaron un altar en la calle de Pino Suárez, número 81, donde se encuentra el último mural que pintó Gordon Lewis Strom, activista estadounidense establecido en la entidad, asesinado la mañana del jueves en su casa.

El mural de colores lució repleto de cartulinas, flores, veladoras y cartas expresando el sentir de los pobladores que lloran y exigen justicia por este asesinato. "Hay mucha tristeza, hay dolor, muy bonitos recuerdos de él. De convivencias de vida, lo que compartió, enseñanzas y también hay indignación, quiero sentir coraje porque fue mi maestro espiritual. Quiero sentir compasión y amor que él le daría a estar personas que lo atacaron y le quitaron la vida", exclamó una de las amigas de Strom.

La joven refirió que las expresiones de condolencia se extenderán en una misa en la Catedral de la Asunción, a las 17 horas este sábado 6 de mayo, mientras organizan una marcha de burbujas de jabón para el domingo 7 de mayo, al mediodía.

"Vamos a expresar nuestro amor colocando globos blancos en nuestras casas y vamos realizar una marcha a las diez de la mañana con burbujas de jabón, les llamaba burbujas de paz, cada que los kilos hacían burbujas daban un mensaje, así es la meditación, dar un mensaje, amor, respeto y compasión".

El mural estuvo rodeado de hombres y mujeres que convivieron los cuatro años que vivió Gordom Strom en Teocelo. Alumnos de arte y meditación, niños no mayores a diez años, pintaron en las orillas del mural su sentir, desde caras tristes con lágrimas, animales y árboles.

En cuanto a la investigación del caso, la entrevistada desconoció los motivos del asesinato del estadounidense que radicaba en Veracruz, a quien lo describió como una persona interesada en ayudar al prójimo y al medio ambiente. "No han informado nada, nos decían que no nos podían decir nada porque no éramos sus familiares, tuvimos información hasta que los medios empezaron a dar la noticia de lo que había sucedido".