Política

De lujo y descanso, la vivienda de Duarte en Tlacotalpan; fue dada formalmente al IVEC

mayo 02, 2017

El gobierno del estado expropió la vivienda del ex mandatario Javier Duarte de Ochoa ubicada en Tlacotalpan. El gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, llegó a la "Perla del Papalopan" y caminó por la avenida Manuel Z. Cházaro, donde se ubica la vivienda marcada con el número 57.

En su camino, las tres personas que estaban contratadas por el ex gobernador para cuidar la vivienda, lo interceptaron. "Queremos trabajo", le dijo una mujer y le siguieron las peticiones de sus dos compañeros. Yunes Linares llamó al secretario de Turismo, Leopoldo Domínguez Armengual y le pidió que los acomodara.

Y siguió su camino, flanqueado por el director del Instituto Veracruzano de Educación y Cultura (IVEC), Enrique Márquez, abrió la puerta de la vivienda que lucía un nuevo candado y entró.

Un amplio vestíbulo adornado con una estatua es lo primero que salta a la vista, las recámaras, aun cerradas, se ubican a los costados del patio central que lleva directo a la estancia y el comedor.

Son cuatro habitaciones y una más que funge como centro de entretenimiento las que tiene la vivienda que presuntamente fue comprada por Francisco García González, El Frankie, a pesar de que en la escritura está a nombre de su esposa Patricia Grajales Romo.

En una de ellas, donde dormía el gobernador con su esposa Karime Macías, fue ubicada una pintura firmada por Joy Laville, sin embargo, la autenticidad de la misma deberá comprobarse aún. También se hallaron otras fotografías y lienzos que serán sometidos a pruebas para determinar su autenticidad.

El sanitario de esta habitación es enorme, un espejo adornado con una especie de corazón de Jesús de latón daba vista; bajo el lavadero, unos adornos de cristal rojo. En el amplio espacio de la regadera había enormes frascos de cristal con sales para baño y esponjas.

En otra habitación contigua también había un amplio baño y una cama matrimonial. En la más pequeña había dos camas individuales, cuyo edredón blanco estaba cubierto de polvo, y sobre ellas al menos tres cajas con copas de vidrio perfectamente acomodadas.

La cocina, iluminada por la luz natural que reflejaban las blancas paredes, tenía un enorme reloj en el centro; en los cajones, se hallaba acomodado un juego de cubiertos de plata. En los entrepaños, había vajillas, todas blancas, y más cristalería.

Yunes Linares se acercó a una vitrina de donde sacó varios objetos y los revisó, uno de ellos contenía puros en su interior con el nombre de Frankie.

El gobernador de Veracruz afirmó que la vivienda quedará a disposición del Instituto Veracruzano de Educación y Cultura que podría hacer un museo con las obras de arte que se han asegurado hasta el momento. Entregó las llaves al secretario de Turismo y al alcalde de Tlacotalpan, Homero Gamboa.