Municipios

"Movimiento obrero mexicano está muerto", considera líder de trabajadores en Orizaba

mayo 02, 2017

Orizaba, Ver.- El saldo de las tres décadas del neoliberalismo en México "es trágico", agravaron la pobreza en la mayoría de la clase trabajadora, redujo, su poder adquisitivo y por si fuera poco los despojó de los pocos beneficios contractuales para convertirlos prácticamente en modernos esclavos laborales, "si hace 30 años no había nada que celebrar, en el primero de mayo, hoy es mucho menos, refiere el presidente del Frente Unificador de Trabajadores Urbanos y Rurales Organizados (Futuro), Jorge González Rojas, "el movimiento obrero mexicano está muerto".

Hace 30 años nos hacíamos la misma pregunta, "y desde ese entonces decíamos que no teníamos nada que festejar, pero ahora la situación es peor. Hoy sí no hay nada con lo que podamos celebrar el primero de mayo. Hoy hay que valorar las condiciones en las que estamos. A los trabajadores, por ejemplo, el neoliberalismo traído por Carlos Salinas, nos quitó el contrato colectivo de trabajo. Ya no hay respeto al contrato ley. Se modificó la Ley Federal del Trabajo, prácticamente se nos aniquiló el poder adquisitivo, hoy un salario obrero apenas si alcanza para lo indispensable. Eso es en el tema de prestaciones tangibles, palpables, porque además, las condiciones actuales, modificaron el pensamiento de la clase obrera, le quitaron su espíritu de lucha. Lo vemos en este día, en el que no se anuncian grandes movilizaciones. Ya no hay adoctrinamiento de la protesta. Esa es la realidad del movimiento obrero mexicano. Está muerto".

El neoliberalismo "cumplió bien su objetivo: despojar a los trabajadores de su conciencia de clase. Nos quitaron la dignidad, el honor y el respeto. Eso es lo peor. La clase pudiente hicieron su trabajo porque los trabajadores estamos en el suelo. Hay dispersión de la clase trabajadora, mucho menos unidad".

Hoy el trabajador "perdió su conciencia de clase, de lucha. Hoy prefieren estar atrapados en la televisión viendo el futbol que peleando por sus derechos, por dignificar sus prestaciones. De una forma u otra, el neoliberalismo, no sólo nos dañó económicamente sino que además transformó el pensamiento de la clase obrera mexicana".

Los trabajadores, "fuimos despojados de la conciencia laboral, caímos en el desinterés total. No nos importa haber perdido nuestros derechos laborales sino que además permitimos que nos humillen con salarios bajos pero además con la pérdida total de prestaciones. Nos introdujeron el outsourcing y nadie dijo nada, es más ahora muchos de los trabajadores prefieren apasionarse por el futbol que en pelear por sus derechos".

La autoridad se ha dedicado incluso a desaparecer los actos conmemorativos del Día del Trabajo. "Hoy ni una ceremonia luctuosa se organizó para esta fecha tan importante. Hoy ya no hubo desfiles, ni ceremonias luctuosas, hoy fue un día de asueto en el que los trabajadores estaban festejando en los balnearios y no conmemorando un día tan especial".