Política

Duartistas: todos contra todos para salvarse

abril 20, 2017

Apenas hace un par de años compañeros de gabinete y socios para desfalcar al Estado de Veracruz con más de 220 millones de pesos, ahora, Mauricio Audirac Murillo y Francisco Valencia García, se demuestran desprecio, pues intentan escapar de la cárcel intentando hundir al otro, haciéndolo responsable de dicho desvío de recursos.

Este miércoles se llevó a cabo una audiencia de acumulación de casos, solicitada por la defensa del ex secretario de Finanzas y Planeación, Mauricio Audirac, quien busca que su juicio sea de manera conjunta con el ex director de la CAEV, Francisco Valencia García e incluso con el ex director del Seguro Popular, Leonel Bustos Solís.

Para ello, volvieron a estar juntos y poder verse las caras Audirac y Valencia, y cada uno a través de sus abogados intentó responsabilizar a su contraparte, sobre el destino de los 220 millones de pesos y sobre quién pesa la culpa de sacar el dinero de las cuentas bancarias de la CAEV.

La defensa de Mauricio Audirac fue la que insistió en que deberían conjuntarse los casos, por así convenir a su cliente, mientras que los abogados de Francisco Valencia se negaron a que esto se llevara de dicha forma, pues atentaba contra la estrategia legal.

Aunque a la audiencia llegaron juntos, en el mismo vehículo, una vez que pudieron hablar con sus abogados sus caminos fueron en sentido contrario.

Una vez que la defensa de Mauricio Audirac solicitó la acumulación de los casos y le fue explicado a Francisco Valencia, las miradas de ambos nunca se volvieron a cruzar, y dejaron que fueran sus abogados los que prácticamente se enfrascaran en una lucha por culpar a sus clientes sobre el desvío de recursos en la Comisión de Agua del Estado de Veracruz.

Mientras ambas partes se hacían acusaciones, la Fiscalía General del Estado (FGE) tomaba nota de algunos nuevos datos aportados por estos ex funcionarios, que en antaño fueron amigos, compañeros y socios, pero ahora son rivales.

Los fiscales indicaron que no existían elementos para poder conjuntar los casos, pues a cada uno le pesan carpetas de investigación distintas, aunque derivado de un mismo hecho, como es la instrucción de Mauricio Audirac para vaciar las cuentas de la CAEV y remitir los recursos a la licuadora, lo cual fue aceptado por Francisco Valencia.

Al final la juez Alma Aleyda Sosa Jiménez determinó que no había elementos para llevar estos casos en conjunto, por tanto habrán de ser juzgados por separado.

Una semana para pagar 50 mdp

Debido a que la tormenta eléctrica que cayó la noche del martes, provocó la interrupción del servicio de energía eléctrica en el juzgado de Pacho Viejo, también se llevó a cabo la conclusión de la audiencia de Mauricio Audirac Murillo donde fue vinculado por los delitos de peculado, tráfico de influencias, abuso de poder e incumplimiento de un deber legal.

Fue en la etapa de dictar las medidas cautelares cuando se suspendió la audiencia, por lo cual se reanudó este miércoles, y ahí se le confirmó que deberá pagar una fianza de 50 millones de pesos y tendrá el plazo de una semana para cumplir, pues en caso de no hacerlo, entonces se le podría dictar otro plazo de prisión preventiva por un año, que originalmente había solicitado la FGE.

Además, la Dirección General de Prevención y Readaptación Social deberá emitir un reporte mensual sobre el estado de salud de Mauricio Audirac, así como de su comportamiento al interior del reclusorio en Pacho Viejo por los próximos 8 meses.

Bustos, prófugo de la justicia

También durante la primera audiencia donde se solicitó la acumulación de casos, la FGE solicitó la autorización para reaprehender al ex director del Seguro Popular, Leonel Bustos Solís, quien obtuvo su libertad a través de un amparo provisional, el cual ya le fue revocado.

Dicho ex funcionario había sido citado para acudir este miércoles a la audiencia junto con Audirac y Valencia, pero no asistió, como tampoco su abogado, por lo cual, ya se le considera en fuga, y la FGE ya está en posibilidad de poder aprehenderlo y presentarlo ante el juez, y ahí solicitar nuevamente la prisión preventiva en su contra.

Arturo Bermúdez delata a Duarte y a Tarek Abdala

El ex secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, en prisión preventiva de un año en el Penal de Pacho Viejo por los delitos de tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito, delató a su ex jefe Javier Duarte de Ochoa y al entonces tesorero de la Secretaría de Finanzas y Planeación, Tarek Adbala, por el desvío de recursos de educación, salud, campo y seguridad.

Durante la audiencia de este miércoles en el Tribunal Quinto de Sentencia en Guatemala, donde el ex gobernador Javier Duarte está detenido desde el sábado pasado, por los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita, se leyó la declaración que hizo ante autoridades federales.

En la declaración obtenida por el gobierno federal el 13 de diciembre del 2016, Bermúdez Zurita señaló que mediados del 2014 recibió una llamada telefónica del entonces tesorero Tarek Abdala, quien le dijo que por instrucciones de Duarte a partir de esa fecha todos los programas y recursos federales recibidos, serían transferidos directamente a la SSP.

Luego tendría que regresarlos a la Tesorería del estado y otras cantidades se tendrían que pagar a diversos proveedores, la mayoría prestanombres y empresas fachada.

Según el testimonio de Bermúdez Zurita, este sistema también funcionaba en las secretarías de Salud, Educación y Desarrollo Agropecuario, Rural y de Pesca (Sedarpa). Afirmó que en un inicio se negó a realizar lo ordenado, sin embargo Tarek le señaló que se trataba de una instrucción directa de Javier Duarte.

El ex secretario ahora preso, confirmó también que Duarte era propietario de inmuebles como un condominio de lujo ubicado en el sexto nivel de la torre Pelicano, en Boca del Río, el rancho El Faunito, en Fortín de las Flores, y un departamento en Campos Eliseo 71 BIS, en la colonia Polanco de la Ciudad de México, donde él cómo titular de la SSP sostuvo varias reuniones.

Cabe recordar que Arturo Bermúdez Zurita se encuentra preso acusado de tráfico de influencias, abuso de autoridad y enriquecimiento ilícito.