Política

Karime Macías tiene libertad migratoria: no existe orden de aprehensión contra ella

abril 17, 2017

El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa no será deportado a México y tendrá que esperar el proceso de extradición, ya sea por voluntad o mediante el proceso del derecho internacional, en tanto su esposa Karime Macías Tubilla no tiene orden de aprehensión ni la Procuraduría General de la República (PGR) ha emitido ninguna detención con fines de extradición, por tanto, la familia Duarte Macías puede andar libremente en México o en Guatemala.

En conferencia de prensa, Alberto Elías Beltrán, subprocurador jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, y Omar García, titular de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR, dieron a conocer la situación legal del ex gobernador de Veracruz.

Entre las preguntas de los representantes de los medios de comunicación señalaron que en noviembre de 2016, un hombre fue detenido en Tapachula, Chiapas en posesión de dos pasaportes falsos con las fotografías de Duarte y su esposa, pero con los nombres falsos "Alex Huerta del Valle" y "Gabriela Ponce Arriaga". La persona detenida, Mario Medina Garzón, dijo en ese entonces a las autoridades que Duarte y su cónyuge "buscaban cruzar (la frontera) lo antes posible a Guatemala".

Desde entonces supieron que Duarte de Ochoa estaría en ese país y que existen registros que el gobernador vivía en el país guatemalteco apoyado por otras personas, entre ellos empresarios, al interior de Guatemala viajaba de un lugar a otro a través de aeronaves particulares, aspectos que los están investigando y en su momento darán a conocer los pormenores.

De su esposa Karime Macías Tubilla dijo no tiene ninguna solicitud para ninguna detención con fines de extradición, de ella y su familia que viajó a Guatemala no se investiga su situación migratoria. "De la familia está libres, no tienen ninguna investigación, pueden moverse libres entre México y el país en comento. A la familia no se le da un seguimiento ni estamos indagando su situación migratoria".

El gobierno de México tiene 60 días para solicitar la extradición, pero todo dependerá sí Javier Duarte de Ochoa se allana a la extradición, entonces el proceso puede reducirse en tiempo y si no se allana, continuará el proceso apegado a los tratados internacionales de extradición.

Además puntualizaron que la captura del ex gobernador fue en Panajachel, y fue con el apoyo de las fuerzas federales , la Policía Nacional Civil a través de Interpol Guatemala, a las 20 horas, en la recepción del Hotel La Riviera de Atitlán, Panajachel, Sololá.