Sociedad y Justicia

Representan el martirio de Jesús en Córdoba; piden paz

abril 15, 2017

Córdoba, Ver.- Como cada año, cientos de feligreses salieron a las calles a participar en el viacrucis que mediante las 14 estaciones representan los momentos mas significativos desde la aprehensión de Jesús hasta su crucifixión.

En esta ocasión fue encabezado por el sacerdote Domingo Ortíz Medina quien hizo un llamado a orar en unión por la paz para Córdoba; que tanta falta le hace ante la situación que padece, asimismo hizo un llamado a que haya misericordia de unos con otros especialmente para quienes han sido víctimas de situaciones como la inseguridad o pobreza.

A pleno rayo de sol, se hizo el recorrido por diversas calles de la ciudad, haciendo un llamado en cada estación a la reflexión.

En una de las paradas, el sacerdote hizo un llamado a vivir este día con devoción y respeto, haciendo una invitación a contemplar a Jesús sufriendo en la cruz para dar la salvación.

En el recorrido, se hizo una invitación a orar por las madres que hoy padecen el viacrucis de tener hijos desaparecidos a causa de la violencia, para que les dé la fuerza de seguir buscándolos y no desistir en el intento, señaló el sacerdote.

Así también pidió por las madres que tienen a sus hijos en una cama por enfermedad para que Dios las acompañe en este calvario y les mande la salud para que ellos se sanen.

Asimismo se levantó una oración por quienes hoy padecen hambre, para que haya mas personas que practiquen las obras de caridad y se acerquen a apoyarles de manera desinteresada.

"Ese amor se debe reflejar ayudando a quienes hoy están en la cárcel, en los hospitales y en la misma familia que en ocasiones necesitan de un consejo, ayuda, tiempo y espacio".

El vocero de la diócesis de Córdoba pidió un alto a ser egoísta, ya que consideró que es tiempo de olvidarse de uno mismo.

Otra de las peticiones es a reforzar los lazos familiares, conminó a que los hijos y nietos pasen más tiempo con sus padres y abuelitos ya que muchos son abandonados.

Finalmente, el sacerdote oró por aquellos cristianos que ensucian a Cristo en sus murmuraciones y falsos testimonios, mientras que pidió por las familias que lloran por la muerte de un ser querido a consecuencia de la inseguridad.

Finalmente pidió a orar en unió sin perder la esperanza de lograr una mejor sociedad.