Política

La faena

abril 04, 2017

La persecución emprendida por el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares en contra de colaboradores de Javier Duarte acusados de corrupción y de robarse hasta el último centavo del patrimonio de los veracruzanos tiene distintas facetas y propósitos; uno de ellos que de forma natural se aprecia es la liquidación de una parte del grupo político surgido en los dos últimos sexenios que a la vez le resulta incómoda al PRI en sus afanes por recuperar el poder en Veracruz... Junto con la aprehensión de algunos de los más conspicuos duartistas –aunque se habla que la Fiscalía estatal tiene una lista de más de 30 ex funcionarios de varios tamaños con órdenes de aprehensión en espera de reactivarse de forma dosificada en el periodo electoral en ciernes– Yunes Linares está colando no tan discretamente la parte sustantiva de su proyecto político familiar-transexenal y de paso, dejando ver cómo es que los otros integrantes del duartismo que sea por fuero constitucional o "arreglos" siguen operando políticamente en varios frentes, concretamente desde el PVEM, Panal y el propio PRI, repartiéndose entre sí lo que queda del tricolor en el estado en pactos concertados más allá de la aldea veracruzana y que tangencialmente parecen tener un punto de confluencia con la alianza gobernante PAN-PRD... Parte de esos convenios se aprecian en el desigual trato que estan recibiendo los duartistas capturados pues a los peces gordos como Arturo Bermúdez Zurita y Mauricio Audirac se les permitió acudir a sus primeras audiencias en el juzgado de Pacho Viejo con toda la comodidad y trato preferencial que les da su status de altos exfuncionarios... El caso de Ríos Alvarado se cocina aparte pues al tiempo de recibir atenciones de personaje muy importante hasta se le permitirá cumplir su condena a cárcel preventiva en la clínica particular en la que se encuentra internado atendiendo unos "padecimientos" de salud, repentina y oportunamente recrudecidos una vez que se le confirmó la sentencia... En cambio y es de esperarse que de ahora en adelante con los próximos huéspedes del penal de Pacho, las cosas cambien y se les otorgue el mismo tratamiento de delincuentes comunes como el que recibe desde ayer el ex director de la CAEV, Francisco Valencia quien acudió a su audiencia esposado y con la expectativa de que en el se cebará el poder del estado de una forma asimétrica a la de sus excompañeros de gabinete hospedados en ese reclusorio... El caso de Valencia parece tener un componente adicional pues al tiempo de atribuírsele la desviación de decenas de millones de pesos en su paso por la CAEV, fue utilizado por Javier Duarte para que con generosa y cuantiosa maleta en mano tratara –y estuvo a punto de conseguirlo– romper la alianza panista con el PRD que al final, con sus poquitos votos, le dio el triunfo a Yunes Linares... Se sabe que Valencia había logrado fracturar al Consejo perredista para que votara en contra de coaligarse con el actual gobernador pero una actitud resuelta del ex líder nacional del sol azteca, Agustín Basáñez, junto con la mano de un poderoso político priísta aspirante a la candidatura presidencial apalancaron la alternancia con una ganancia adicional: formarle un bloque en contra de Morena que se ha convertido en la verdadera oposición en el país... Aunque es en efecto larguísima la lista de ex duartistas que deberían estar en chirona, es de suponerse que de continuar la cacería los próximos aprehendidos no tendrán las mismas atenciones que lograron los primeros, en una lista que por el momento encabeza el ex Tesorero y contador de la familia Duarte Macías, el diputado federal Tarek Abdala a quien está a punto de acabársele la protección del fuero constitucional... Esa aplicación de la ley tan obviamente desigual tiene también en otros diputados federales y estatales explicaciones distintas pues varios de ellos es sabido se enriquecieron obscenamente y participaron en negocios escandalosos desde el poder...Uno de esos representantes populares con largúisima cola y que se ha convertido en una especie de protegido del régimen panista es el exOficial Mayor de la SEV, Vicente Benítez González, quien desde la curul conseguida vía el Partido Nueva Alianza se convirtió en uno de los más duartistas más ricos del sexenio con propiedades en Costa Rica y en el estado que no se explican con su salario... Cegado por la ambición y la codicia desmedida además de la impunidad que Duarte de Ochoa le permitía a sus adeptos, Benítez González enfrentará otro escandaloso asunto con la desaparición y uso indebido de unos 80 mil seguros de vida de maestros, los cuales eran contratados de forma automática por la dependencia y cuyos descuentos se aplicaban estrictamente cada quincena... Pues bien, el legislador desde su poderosa área de influencia en la SEV donde era la ley tras el trono, y quien era considerado "un gran aliado" por el ex candidato a gobernador por el PRI, Héctor Yunes Landa, habría cancelado y recontratado con otra afianzadora un paquete de seguros de vida que en conjunto alcanzan los 80 millones de pesos cuyo destino se desconoce y que ya tiene preocupados a deudos de maestros que fallecieron pero que no saben si podrán cobrar dichos seguros... Para mayor referencia el secretario de Educación cuando el hombre de las maletas voladoras despachaba como Oficial Mayor de la SEV es el diputado Adolfo Mota Hernández.