Sociedad y Justicia

Denuncian dueños de bares abusos y prepotencia del Mando Único en el sur

abril 04, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- Dueños de bares y cantinas, así como empleados de estos negocios denunciaron que elementos del Mando Único de Policía se conducen con prepotencia durante los operativos que implementan los fines de semana.

Cada fin de semana, personal de las secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la de Marina desempeñan operativos en la zona de bares de la ciudad, donde con lujo de violencia sacan a todo los clientes y al personal para catearlo. Expusieron que todos los elementos se manejan de manera prepotente e intimidan a los ciudadanos, lo que ha afectado a los negocios, ya que los ciudadanos han comenzado a evitarlos.

Los denunciantes pidieron guardar su anonimato por temor a represalias y denunciaron que los propios elementos de seguridad publica "pierden" carteras y celulares, lo que afecta el patrimonio de los parroquianos.

Dijeron que los operativos dentro de los bares se han vuelto comunes todos los fines de semana y ya están temerosos, ya que se les trata como si fueran delincuentes. Expusieron que aquellos ciudadanos que manifiestan inconformidad por el maltrato son subidos a las patrullas, por cargos administrativos que les inventan.

Los dueños de negocios manifestaron que las meseras son revisadas hasta en sus partes íntimas por oficiales mujeres, y que a todos en general los obligan a desbloquear sus teléfonos móviles para revisar mensajes y fotografías.

Los empresarios hicieron un llamado a las representaciones de derechos humanos para que su personal revise los procedimientos de los operativos en los negocios, puesto que los uniformados no se comportan con respeto.

Dijeron que los dispositivos de seguridad no han servido para inhibir la delincuencia en la ciudad y buscan a los ciudadanos que están en los bares, con el fin de sacarles dinero u objetos personales. Junto con la policía, reciben además a inspectores de alcoholes y profilaxis, así como de Riesgos Sanitarios, quienes de igual manera los acosan e incluso les cierran sus negocios de manera constante para intimidarlos y que no haya quejas de su parte.

Los empresarios solicitaron una reunión con el alcalde Joaquín Caballero y el titular del Mando Único, para interponer las denuncias correspondientes.