Sociedad y Justicia

Se cumple un año de buscar a desaparecidos de Papantla

marzo 20, 2017

Papantla, Ver.- Los padres de los tres jóvenes desaparecidos presuntamente por policías municipales de Papantla el 19 de marzo de 2016, posiblemente entregados a una célula del crimen organizado, realizaron una manifestación pacífica durante la misa de ayer domingo en la iglesia de la Virgen de la Asunción, posteriormente en el mural a la cultura Totonaca, exigiendo a las autoridades continuar las investigaciones y dar con el paradero de sus hijos.

Durante el mensaje dominical en la iglesia de la Virgen de la Asunción, se les dio oportunidad a los padres de los jóvenes Luis Alberto Morales Santiago, Alberto Uriel Pérez Cruz y Jesús Alan Ticante Olmedo, de hacer un llamado a las autoridades para que continúen las investigaciones que esclarezcan el paradero de sus hijos, detenidos por policías municipales y posteriormente entregados a criminales.

Frente al altar, los familiares desplegaron tres mantas en las que se apreciaban los rostros de sus hijos y la exigencia de justicia a un año de su desaparición. Posteriormente se trasladaron al mural a la cultura Totonaca, donde exhibieron una más, con la promesa de buscarlos hasta encontrarlos.

El 19 de marzo, los tres jóvenes desaparecidos circulaban a bordo de un automóvil Chevrolet Aveo rojo, presuntamente con denuncia por robo a mano armada, cuando fueron interceptados por los policías que viajaban en las patrullas 084, 060 y 061, quienes los detuvieron, pusieron el vehículo a disposición de las autoridades y entregaron posteriormente a presuntos integrantes de una célula del crimen organizado.

El 28 de marzo, elementos de la Policía Ministerial, Fuerza Civil y de la Secretaría de Marina (Semar), se presentaron en el Palacio Municipal, donde se llevaba a cabo un acto cívico encabezado por el alcalde Marcos Romero Sánchez. Al mismo tiempo eran tomadas las instalaciones de la Policía Municipal, deteniendo a un total de 50 policías para investigarlos por su posible participación en los hechos. De éstos, solo siete fueron consignados e ingresados al penal regional, incluido el comisario encargado. El 4 de abril se les dictó vinculación a proceso.

Ayer domingo, a un año de la desaparición de los tres jóvenes, sus padres señalaron que siguen esperando justicia, no sólo la detención de los policías, sino que se logre encontrarlos. Una de ellas denunció que ha sido víctima de amenazas de muerte durante este tiempo en el que no ha parado de buscar a su hijo.