Política

Veracruz y muerte

marzo 20, 2017

Falta poco más de una semana para que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares cumpla 100 días. Puede decirse, en términos generales, que el gobierno ha logrado una relativa estabilización de la mayoría de las variables que atribulan al estado luego de dos administraciones. La economía del estado ha atemperado un poco la desconfianza y los temores al haber renegociado el apabullante servicio de la deuda dejado por dos administraciones atroces. La dolorosa exhumación de cientos de restos humanos en fosas clandestinas que hicieron de Veracruz un cementerio del terror, ha rebasado la capacidad de procesamiento del gobierno pero –amarga y flaca compensación– ha acercado a la sociedad a la posibilidad de cerrar capítulos de angustiosa incertidumbre.

Pero la variable seguridad continúa como el factor principal que socava la relación entre sociedad y gobierno. Mientras que el gobernador reconoce que, en efecto, las ejecuciones en el estado han aumentado, mujeres le reclaman que el gobierno margina a la mujer en reuniones destinadas precisamente a analizar los problemas de seguridad cuando son ellas sobre las que se ceba la inseguridad misógina que campea.

Por la noche del sábado en plena Cumbre Tajín, un grupo armado acribilló a oficiales y policías de la Comandancia Municipal y dejó cruento saldo de asesinados. Los colectivos de la comunidad gay, luego de seis muertos en lo que va del año, anuncian que su marcha será exigir al gobierno poner fin a los crímenes de odio.

Ayer, colegas periodistas se manifestaron en el estado para exigir el gobierno finalizar con la pesadilla que asoló al gremio durante todo el sexenio pasado. El asesinato de Ricardo Monlui revive la pesadilla familiar y gremial absurda que ha marcado al estado como el lugar del mundo, no estando en guerra, más peligroso para ser periodista.

La inseguridad en Veracruz es multidimensional y atraviesa por sus ejes a toda la sociedad. No hay un solo punto que no sea urgente. La sociedad está lastimada y los agravios son acumulativos. El gobierno hereda completa la desolación del gobierno anterior.