Sociedad y Justicia

Continúa migración de la sierra de Zongolica hacia EU; pobreza es más fuerte que políticas, dicen

marzo 19, 2017

Zongolica, Ver.- A pesar de la reforma migratoria, el flujo de indocumentados hacia los Estados Unidos no se detiene. En lo que va del año, se calcula que únicamente de este municipio alrededor de 500 habitantes han salido en busca del sueño americano. La pobreza y el hambre son más fuertes que la medida migratoria, reconoce Maricela Tepole, directora del Instituto Municipal de la Mujer (IMM).

Las causas del movimiento de población, plantea, "no cambian, el desempleo, hambre y falta de oportunidades son las principales causas". El riesgo ahora con la política represiva que emprendió el gobierno estadunidense, "es mucho mayor e incluso ponen en riesgo su vida al viajar hacia estados del norte".

"Nos preocupa la seguridad y su integridad física. Ellos viajan hacia el norte en busca de una oportunidad de empleo, pero muchos de ellos lo hacen sin la seguridad de lograrlo. Como ayuntamiento pedimos que se le brinde seguridad", refiere.

En este sentido dijo que la sierra de Zongolica, sigue siendo uno de los atractivos para enganchadores de indocumentados; en respuesta a estas condiciones se ha logrado entablar acuerdos con el Servicio Nacional de Empleo (SNE) y se concretaron programas con ingresos de mil 200 pesos para cada persona, con el cual se le puede apoyar al jornalero para que viaje manera asegurada".

"Por ejemplo, explica, hace un mes hubo una salida; la gran cantidad de los que emigran hacia estados del norte, trabajan en campos agrícolas y albañilería, aunque también hay empresas que solicitan mano de obra. Ahí las contrataciones en las empresas son diversas pues van desde uno hasta los tres meses, pero que en definitiva son una gran oportunidad ante la grave escases de empleo en esta región montañosa", refiere.

Incluso, explica, "estos esquemas nos permiten evitar que algunos de ellos se vayan a los Estados Unidos. Los más recientes migraron a un rancho de Jalisco, en donde hemos constatado que son bien tratados y con sueldos regulares. Van con pasajes pagados de ida y venida, además de alimentación, que es lo que nosotros exigimos para nuestra gente".

Otro de los problemas que se tienen, subraya, "son los denominados viajes fantasma que son organizados por aquellas gentes o empresas que operan libremente y que se llevan a jornaleros de esta región indígena bajo un grave riesgo; son fantasmas porque no se responsabilizan de algún accidente. No se hacen responsables, por eso pedimos que se eviten contratar con este tipo de personas que al final pueden resultar un peligro". En los números, señala, "de los 300 que salen mes con mes, sólo 100 de ellos van asegurados".