Sociedad y Justicia

Reprueba clase trabajadora las políticas de EPN al conmemorar expropiación petrolera

marzo 19, 2017

Poza Rica, Ver.- Trabajadores petroleros jubilados, maestros, empleados del Nacional Monte de Piedad y sociedad civil, se manifestaron en la pérgola del Parque Juárez en contra del paquete de reformas estructurales emprendidas por el gobierno de Enrique Peña Nieto. Allí, destacaron la participación de los obreros pozarricenses en el movimiento que dio origen a la expropiación petrolera de 1938, respaldada finalmente por el ex presidente Lázaro Cárdenas del Río.

En el marco de la conmemoración del 79 aniversario de la expropiación petrolera decretada por el ex presidente Lázaro Cárdenas, integrantes del movimiento popular en defensa de la soberanía nacional se manifestaron en contra de las llamadas reformas estructurales emprendidas por el gobierno de Enrique Peña Nieto, con la cual consideran se abrió paso nuevamente a las compañías extranjeras para la explotación de los recursos naturales, contrario al ideal del movimiento expropiatorio, el cual, dijeron, surgió desde el pueblo.

Alfredo Sosa, petrolero jubilado, comentó que el obrero petrolero pozarricense tuvo una importancia trascendental en el movimiento que dio origen a la expropiación petrolera. Las compañías extranjeras contaban entonces con las llamadas "guardias blancas" que perseguían a los trabajadores que intentaban organizarse; los golpeaban e inclusive llegaban a desaparecer. Por tal motivo comenzaron a unirse en un sindicato.

Antes de 1938 las condiciones de trabajo eran terribles, sufrían accidentes que los incapacitaban y sólo eran despedidos sin ninguna prestación. Los salarios eran dispares dependiendo de la compañía, las cuales inclusive se subdividían para otorgar salarios diferentes a conveniencia.

"Pero los obreros de Poza Rica, se fueron a Madero al sindicato nacional para unirse y formar una delegación. No les importó que algunos de sus compañeros ni siquiera pudieran volver". Así, influenciados por las ideas marxistas de la época, se organizan y empiezan a presionar a la Presidencia de la República, para que en lugar de que las compañías entregaran las prestaciones que exigían en principio, se hiciera la expropiación.

"Ellos sabían de los beneficios que se obtienen cuando el pueblo es el dueño de sus recursos, lo que implica soberanía, desarrollo y reparto de las riquezas. Los trabajadores pozarricenses empujaron esta lucha", enfatizó.

Agregó que los petroleros jubilados no están de acuerdo con el discurso plasmado en la historia, que fue Lázaro Cárdenas el impulsor de la gesta, porque estando aún huelga los empleados, Cárdenas acudió a Estados Unidos a negociar que las compañías accedieran a entregar las prestaciones que pedían los obreros. "Llegó a proponerle a los trabajadores que desistieran y éstos lo rechazaron. El verdadero impulso nació del pueblo. Fue un presidente visionario, sí, pero quienes lograron el movimiento fueron los obreros", concluyó.

En el 79 aniversario de aquel acontecimiento, los petroleros jubilados consideran que es una tristeza que aquel evento de Lázaro Cárdenas, respaldado por un pueblo unido en una causa, haya sido echado abajo con la promulgación de la reforma energética que vuelve a entregar los bienes de la nación al capital privado extranjero.

Recuerdan que Poza Rica fue importante en ese movimiento, y que haciendo uso del ingenio, diseñaron herramientas para poner en operación los pozos y las refinerías, aun cuando los ingenieros de las compañías desestimaban que pudieran sacar adelante la producción. Más aún, el sentimiento de solidaridad que se despertó en todo el país, y que logró que la gente acudiera con lo que tenía a la mano para contribuir al pago de la indemnización a las compañías; inclusive los niños pequeños llegaban con sus alcancías para entregar sus pocos ahorros.

El sindicato petrolero fue trascendental en aquella etapa, pero al paso del tiempo, "los dirigentes comienzan a acumular riqueza y dejaron de pelear por los derechos de los trabajadores, quienes creen aún en una dirigencia que les ha mentido todo el tiempo".

De esta manera, tienen claro que el Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) es obsoleto, "desde que Petróleos Mexicanos desapareció como empresa paraestatal y se consolidó como empresa productiva del Estado, con lo que la relación obrero patronal cambió, aunque el gobierno federal han mantenido a Carlos Romero Deschamps porque ha sido el soldado que les ha permitido que sigan controlando y que los trabajadores no se revelen contra el desmantelamiento de la empresa", consideró Alfredo Sosa.

Durante el mitin, invitaron a la clase trabajadora a seguir luchando por mantener la materia laboral, pero no sólo por el personal, sino por lo que representa para el pueblo de México ser el dueño de sus recursos, mientras que la indiferencia sigue propiciando la pérdida de parte de la soberanía nacional.