Política

Prisión a Flavino Ríos hasta que acabe FGE pesquisa; sí encubrió a Duarte, resuelve jueza

marzo 19, 2017

Por la presunta responsabilidad de haber brindado ayuda al ex gobernador Javier Duarte de Ochoa a escapar de la justicia, su sucesor Flavino Ríos Alvarado fue vinculado a proceso y se le mantuvo la medida cautelar de prisión preventiva en lo que termina de integrarse la investigación en su contra.

Así lo resolvió la jueza Alma Sosa Jiménez, quien consideró que existían datos de prueba suficientes aportados por la Fiscalía General del Estado (FGE) –incluyendo la entrevista de Javier Duarte con Carlos Loret, y una de Flavino Ríos con Adela Micha– para acreditar la presunta responsabilidad de la comisión de los delitos de tráfico de influencia, abuso de poder y encubrimiento por favorecimiento en agravio del servicio público y la procuración.

Además estableció un periodo de seis meses para que la Fiscalía termine de efectuar la etapa complementaria de la investigación, a lo cual se opuso la defensa argumentando que era excesivo ese lapso y pidió que únicamente fueran dos meses, pero fue desechado por la jueza.

Aunque durante la audiencia la defensa intentó desacreditar al analista de proyectos del aeropuerto de El Lencero, Ricardo Casanova (quien es el testigo clave que ubica a Flavino Ríos como la persona que dio la orden de brindar facilidades a Javier Duarte de Ochoa), nunca presentaron ninguna prueba. Igualmente Flavino Ríos negó haber estado en el aeropuerto de El Lencero dando tales instrucciones el pasado 13 de octubre, justo un día después de haber rendido protesta como gobernador interino.

Sin embargo, a diferencia de la Fiscalía, la defensa no pudo aportar ninguna prueba de lo dicho y de sus argumentos, hecho que se lo hizo notar la juez al momento de dar su resolución, acusando a los abogados defensores de sólo haber hecho planteamientos subjetivos carentes de algún dato de prueba que los respaldara.

Ricardo Casanova, la pieza clave

Al hacer la presentación de pruebas por parte de la Fiscalía, resalta el señalamiento del analista de proyectos de la Dirección General de Aeronáutica Ricardo Casanova, como la persona que asegura que Flavino Ríos Alvarado dio la instrucción de darle facilidades logísticas y operativas a Javier Duarte de Ochoa, incluso cuando éste ya no era gobernador.

Tal acusación, la respaldó con otras testimoniales que incluyen al director de Vuelos, al director de Aeronáutica, así como a los propios pilotos y uno de los despachadores, quienes refieren la instrucción de Flavino Ríos a Ricardo Casanova.

La FGE también presentó algunos documentos, nombramientos y una tarjeta informativa, mediante la cual se hace del conocimiento de los mandos superiores del aeropuerto de El Lencero, respecto a la instrucción del gobernador interino.

También fueron presentados peritajes, que establecen que el helicóptero utilizado por Javier Duarte de Ochoa para huir fue el Eurocopter matrícula XE-GEV, el cual tuvo un tiempo de vuelo de dos horas, desde que salió de El Lencero, pasó al Agrocentro, de ahí a Coatzacoalcos y finalmente retornó al puerto de Veracruz.

El costo de dicho vuelo habría sido superior a los 72 mil pesos, pues conforme a los peritajes entregados, la hora de vuelo de ese tipo de unidad es de mil 554 dólares más IVA. Recursos, que presuntamente Flavino Ríos habría autorizado para dar facilidades a Javier Duarte para hacer uso de la aeronave propiedad del gobierno de Veracruz.

Nuevos datos

Durante la audiencia, se dieron a conocer nuevos datos, como el hecho de que sería una asistente del entonces secretario particular del gobernador, Ramón Cardeno Shaadi, quien habría hecho la última llamada telefónica al aeropuerto de El Lencero para ir a recoger a Javier Duarte al helipuerto del Agrocentro.

Tanto fiscales como abogados coincidieron en señalar que pilotos y algunos funcionarios de la Dirección General de Aeronáutica Civil ni siquiera cuentan con nombramientos para ocupar tales cargos.

Dentro de la carpeta de investigación, se dio a conocer que fue incluido el hecho de que el día de la toma de protesta de Flavino Ríos Alvarado como gobernador interino, la noche del 12 de octubre, la entonces diputada local panista Ana Cristina Ledezma se oponía a tal nombramiento, acusando que era parte del mismo gobierno duartista.

Además, en ese momento hizo del conocimiento de Ríos Alvarado que Javier Duarte ya era investigado por la Procuraduría General de la República (PGR), el Sistema de Administración Tributaria (SAT) y la propia FGE por denuncias interpuestas por parte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).