Política

Peligran derechos de plantilla en Telmex; Ifetel dividiría empresa

marzo 18, 2017

Poza Rica, Ver.- Los derechos laborales de alrededor de 66 mil empleados de Teléfonos de México (Telmex) podrían ser vulnerados, tras las sanciones impuestas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), que la considera una empresa preponderante y por ello, obligada a dividirse en dos. El Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM) anticipa movimiento de huelga en defensa de su fuente de trabajo.

Juan Iván Magaña Castan, secretario general de la Sección 59 del STRM, anunció que los más de 400 trabajadores, activos y jubilados, de Telmex en la región de Poza Rica, se sumarán al movimiento de huelga convocado a nivel nacional para el próximo 25 de abril, como medida de presión contra el gobierno federal, que pretende, vía Ifetel y la Ley de Telecomunicaciones, imponer sanciones a la empresa, tratando de obligarla a dividirse en dos y con ello afectar a la plantilla laboral.

A nivel nacional son más de 66 mil trabajadores, que se pueden dividir en red externa e interna; esta última, cuenta con más de 14 mil plazas en toda la República. Podrían ser los más afectados por las sanciones que intenta imponer el Ifetel; institución a la que exigen tome en cuenta los derechos de los trabajadores.

Telmex fue considerada una firma preponderante de telecomunicaciones por el Ifetel, tras la reforma a la Ley de Telecomunicaciones, lo que provocó que se le impusieran una serie de sanciones.

Explica que cuando el gobierno mexicano entrega la concesión de la empresa a Carlos Slim, una de las condiciones fue que se le otorgara el servicio de telefonía a todas las poblaciones con mas de 500 habitantes, lo que permitiría a su vez otorgar el permiso para que la empresa ofreciera el triple play, video, telefonía e internet.

"Una vez cumplida la meta durante el sexenio de Vicente Fox, a pesar de que se trataba de un servicio no rentable para la asociación, porque representaba más gastos que ganancias, ocasionó que se le contabilizaran la cantidad de líneas que la calificaron como una empresa preponderante. Por cumplir las condiciones que impuso el gobierno, ahora nos castiga diciendo que somos preponderantes y que nos tenemos que dividir", dijo.

Advierte que la reforma está en contra de Telmex, pues se pretende que la red en la que invirtió a nivel nacional, sea utilizada por todas las compañías a las que el gobierno les abrirá el mercado a ofrecer el mismo servicio, beneficiando principalmente a empresas como Televisa o AT&T, las que podrán hacer uso de la infraestructura de manera gratuita.

Puntualizó que no están del todo en contra de la reforma, siempre y cuando represente un progreso y beneficio para el país, pero no están de acuerdo en que se tenga que sacrificar a la empresa, y el trabajo de 66 mil empleados.