Política

"Ex gobernador es cómplice de JDO"; descarta MAYL actuar por represalias

marzo 14, 2017

Flavino Ríos era el hombre más cercano a Javier Duarte y no puede decir que no sabía sobre la orden de aprehensión en su contra, aseguró el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Consideró que el ex funcionario duartista, ahora preso en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Pacho Viejo, forma parte de una red de complicidad entre funcionarios.

Señaló que "nadie debe cerrar los ojos" a la realidad de que al notario se le acusa de haber facilitado la fuga de Javier Duarte de Ochoa, quien tiene una orden de aprehensión en su contra.

"Flavino Ríos era el hombre más cercano a (Javier) Duarte, era secretario de Gobierno, le deja el gobierno y le presta un helicóptero para que huya (...) se fugó porque había una orden de aprehensión y él (Flavino Ríos) aceptó expresamente". Adelantó que hay más denuncias presentadas contra ex funcionarios de los últimos 12 años y que se están siendo solventadas en la Fiscalía General del Estado (FGE).

Y es que recordó que hay otros procesos abiertos contra diversos funcionarios como el ex secretario de Seguridad Pública; el ex director del Seguro Popular, Leonel Bustos; y una solicitud de desafuero el ex tesorero del estado, Tarek Abdalá.

"Hay un compromiso por la aplicación de la ley y el combate a la autoridad (...) Flavino Ríos era el hombre más cercano a (Javier) Duarte, era secretario de Gobierno, le deja el gobierno y le presta un helicóptero para que huya", reiteró.

No obstante dijo que tiene confianza en el Poder Judicial y que tiene plena autonomía para actuar, por lo que negó que su aprehensión sea un objetivo político, ya que aseguró que la meta es hacer justicia. "No conozco el expediente porque no lo debo conocer, eso lo tiene sólo la Fiscalía y la jueza, pero él sabía la situación en la que se encontraba Duarte. Si alguien facilitó la fuga de Javier Duarte debe ser sancionado".

Sobre las expresiones en contra de esta detención, como la del líder de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Andrés Manuel López Obrador, expresó que esto comprueba que había un vínculo entre López Obrador y Javier Duarte.

Prueba para la administración de MAYL, arresto del ex gobernador

La detención de Flavino Ríos pondrá a prueba el trabajo de la Fiscalía General del Estado (FGE) y del Tribunal Superior de Justicia (TSJ). Su arresto es insuficiente para evaluar al gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares, pero sí servirá para analizar que la aplicación de la justicia sea apegada a la legalidad y no sirva a intereses políticos, reconoció Helkin Enríquez Báez, vocero de la Diócesis de Orizaba.

Comenta que la detención del ex gobernador interino Flavino Ríos Alvarado, no es motivo de alegría, "no podría decir que me congratulo porque una cosa es la detención y otra lo que resulte de ésta".

Con ello señala que habrá que esperar los resultados de las investigaciones que se hagan en torno a la probable participación de Flavino Ríos en las acusaciones por las que fue detenido. "Su aprehensión es un primer paso de la denuncia que se presentó contra algunos personajes, pero hay que ver qué solución se da con los motivos de causalidad y los comprobatorios", expresó el prelado.

Más allá del movimiento mediático que se pudo dar con la detención del ex gobernador, reconoció que lo que se espera es que esta vez la Fiscalía General del Estado (FGE) así como el TSJ, den ejemplo de penalización y no que de que la ley sólo está de adorno.

Planteó que hay antecedentes que recuerdan que si las investigaciones no se hacen de forma correcta, se corre el riesgo de que sean derrumbadas en los mismos procesos judiciales, "se tiene conocimiento que hay ocasiones en que salen algunas personas libres a pesar de que existan señalamientos. Nosotros mismos hemos sido testigos que se dan sentencias y se acusa de modo falso, o en otros de los casos es que no se acusa aunque haya prueba del delito, por ello es necesario que en el caso del ex gobernador interino, el procedimiento de justicia, en todas sus instancias, sea correcto y sobre todo después que ya se ordenó su encarcelamiento por espacio de un año en lo que se realizan las investigaciones".

Helkin Enríquez reiteró que la detención no es la solución, "a lo mejor es un primer paso, pero sabemos que a veces se les han escapado algunos, aunque hay delitos comprobados, se les ha puesto en libertad a los responsables".

Con ello señala la autoridad debe ser muy cautelosa en la investigación que se va a realizar, máxime al tomar en cuenta que las acusaciones y los delitos no son cosas menores. "El estado está obligado a realizar un trabajo muy profesional y evitar con ello problemas posteriores".