Política

Impresiones de una Cámara

marzo 13, 2017

La Tapadera de Duarte

El candidato Yunes Linares

Al mismo Miguel Ángel Yunes Linares fue hasta Pánuco para decirle a Ricardo García Guzmán, en un acto público, que era "la tapadera de la corrupción" de Javier Duarte. Que el hermano de García Guzmán era corrupto porque como alcalde de ese municipio se había "robado" el dinero de los panuquenses y que era aliado de la delincuencia. Eran palabras y fechas del año pasado, cuando el actual gobernador Yunes andaba de candidato. No paró ahí, también en ese entonces Miguel Ángel acusó al actual diputado local del Partido Verde, Rodrigo García Escalante, de buscar esa posición para seguir de "tapadera" de la corrupción.

El Contralor

En efecto Ricardo García Guzmán fue el encargado de supervisar como se administraba el presupuesto destinado a obras públicas, a la administración y todos los gastos operativos del gobierno del ahora prófugo de la justicia, Javier Duarte de Ochoa. Sin duda tuvo en sus manos información privilegiada sobre el destino de por lo menos 50 mil millones de pesos del presupuesto de Veracruz durante cada uno de los tres años en los que estuvo como contralor General del Gobierno duartista. Por supuesto, García Guzmán es cómplice del ahora ex gobernador.

El gobernador Yunes

Ahora que Miguel Ángel Yunes lleva 100 días al frente del gobierno de Veracruz, no sólo se olvidaron aquellos dichos y promesas hechas en el norte del estado, sino que lanza al aludido como tapadera de Duarte como su candidato a la alcaldía de Pánuco. La diputada del PAN, que es la presidenta del Congreso del Estado, acompañó al flamante ex contralor para que se registre como candidato del partido azul. Ricardo García, ahora tendrá la oportunidad de tapar también la "robadera" del hermano (a la que Yunes hizo referencia), pues es el actual alcalde de ese vapuleado municipio.

Visita de Andrés Manuel

López Obrador, elevó el tema a nivel nacional: "el tapadera de Duarte, será candidato del PAN", dijo en su reciente visita a Veracruz. Esa fue una de sus denuncias públicas y algunos medios por fin, encabezaron sus notas con las afirmaciones del líder de morena. Echaba por tierra, las falsedades del actual gobernador y pone nuevamente en evidencia las complicidades de Miguel Ángel con los funcionarios corruptos duartistas de alto nivel.

Nuevo "show"

En lugar de la detención del corrupto y prófugo Duarte, el evidenciado gobernador, monta otro espectáculo: detiene a uno de los cómplices de Duarte, al exgobernador (interino), Flavino Ríos Alvarado. Es obvio que quiere sobreponer esa noticia a nivel nacional para despistar y dar la imagen que sí está castigando a los duartistas; es pues, la respuesta a la caída de sus mentiras anteriores. Sin embargo, la debilidad en el fondo de las acusaciones al otro tapadera, son endebles y hacen sospechar que saldrá del arresto bajo previos arreglos litigantes.

Otro mensaje:

aprueben la deuda

Adicionalmente, la detención del ex gobernador puede leerse también entre líneas. Los diputados del PRI e "independientes" que se resistían a aprobar el endeudamiento de Veracruz hasta que les pagaran "a los municipios" sus prebendas respectivas, leen cuidadosamente la detención del otrora secretario de gobierno priísta, Ríos Alvarado. Con "nuevos acuerdos" se aprestan ya a dejar pasar más deuda para los veracruzanos en la próxima sesión extraordinaria del Congreso local.

Las municipales

Son preparativos de las elecciones en el estado donde se definirá una nueva correlación de fuerzas en las 212 alcaldías. Miguel Ángel, al igual que lo hizo Javier Duarte, necesita usar dinero del presupuesto para operar la elección, por lo menos 2,000 millones libres para desviarlos a sus alfiles y operadores políticos en el estado, principalmente para que su retoño en el puerto de Veracruz no pierda la elección. Ya pidió en diciembre un total de 4 mil quinientos millones de pesos de dos préstamos solicitados a Banorte, va por más, le urgen.