Sociedad y Justicia

Imparable la ola de feminicidios

marzo 06, 2017

Orizaba, Ver.- La "luna de miel" entre el gobierno de Miguel Ángel Yunes y las organizaciones sociales, que en su momento respaldaron su candidatura, empieza a resquebrajarse. Hoy esos mismos organismos le reclaman que terminen las simulaciones y exigen acciones efectivas que detengan los feminicidios, pero sobre todo "la desaparición de mujeres y niñas en el estado". Blanca Aquino Santiago activista social revela que tan solo en febrero, se registraron 24 asesinatos de mujeres, "casi uno diario". Eso habla de la ineficacia en el tema, refiere.

De hecho señala que mujeres integrantes de la Red de Mujeres Feministas de Veracruz, reclaman "se realicen acciones para abatir de manera contundente los feminicidios y la desaparición de mujeres y niñas en Veracruz". El problema es tan preocupante, explica que desde septiembre de 2015, "10 organizaciones de la sociedad civil solicitaron al gobierno federal que se declarara la Alerta de Violencia de Género en Veracruz, preocupadas porque se registraba un feminicidio cada tres días en la entidad".

17 meses después esta cifra, lamenta, "no se ha detenido; por el contrario, el número de víctimas crece. En enero de 2017, se registró la muerte de una mujer cada dos días, y durante febrero hubo 24 asesinatos de mujeres, casi uno por día".

Con estas cifras, considera, "el gobierno de Veracruz sigue sin demostrarnos que está tomando cartas en el asunto (y) no obstante que el 23 de noviembre pasado, la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia, emitió la Declaratoria de Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres en Veracruz, la sexta que se emite en el país".

Las cifras de feminicidios, el número de mujeres y niñas desaparecidas, las deficiencias institucionales documentadas, la impunidad observada en la mayoría de los casos y la nula reparación del daño para las víctimas ameritan no sólo declarar una situación de alerta, sino la intervención real comprometida de todos los niveles de gobierno y todos los actores sociales en un plan de emergencia, precisa.

El gobierno del estado de Veracruz, "el de Miguel Ángel Yunes", se comprometió a tomar acciones contundentes y específicas para atender la problemática y a la fecha no hay resultados.

Con base en esto, precisa, "demandamos la más amplia difusión de la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres y el cumplimiento del decreto publicado en la Gaceta Oficial del Estado el 24 de noviembre de 2016 donde el gobernador declara la Alerta de observancia general y obligatoria en todo el estado; igual reclamamos de manera categórica que no se utilice la violencia contra las mujeres para obtener dividendos políticos.

"Ninguna Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres funcionará si se excluyen a las organizaciones de la sociedad civil. Las redes de mujeres aquí representadas reiteramos nuestro compromiso con la defensa de los derechos humanos de las mujeres y daremos fiel seguimiento a las acciones derivadas de la Declaratoria de Alerta ya emitida", subrayó.

Secuestran y liberan a sacerdote de Hidalgotitlán

La población del municipio de Hidalgotitlán se encuentra preocupada por el plagio y liberación del sacerdote Felipe Ángel Fernández Cruz desde el sábado 4 de marzo; la diócesis de Coatzacoalcos no ha emitido ningún comentario, aunque fuentes confirman que la familia del prelado ya sacó sus cosas de la casa parroquial.

Este domingo, los feligreses realizaron una cadena de oración, ya que no saben del paradero de su sacerdote, quien fuera presuntamente plagiado el viernes por la noche.

De acuerdo con datos de la población, el sacerdote tendría que haberse presentado en actividades de oración y un retiro el sábado, pero habían perdido contacto con él desde el viernes.

Los feligreses comenzaron una búsqueda por todas las comunidades sin éxito y este domingo se congregaron en la parroquia San Miguel Arcángel del municipio de Hidalgotitlán, Veracruz, exigiendo a la diócesis información.

Cabe señalar que la diócesis se comunicó con la población para señalar que el padre Felipe Ángel Fernández, se encuentra bien y con su familia, por lo que una comitiva enviada por el obispo Rutilo Muñóz Zamora, llegará al pueblo para platicar con los feligreses.

Sin embargo, algo que mantiene inquieta a la población es que la familia del prelado llegó al municipio con un camión de carga y están sacando sus cosas de la casa parroquial, pero no quieren decir por qué tienen tanta desconfianza y miedo.

Se espera que este lunes, el obispo Rutilo Muñóz Zamora informe sobre este hecho, el cual se ha ido ventilando en las redes sociales y medios de comunicación digitales.