Política

Impresiones de una Cámara

febrero 27, 2017

◗ Los retrocesos y artificios

Reformas a la Ley Federal del Trabajo

El artículo 123 constitucional otorga a los ciudadanos derechos laborales conquistados por años de batallas y gestas revolucionarias. Uno de ellos quedó establecido así: "Los empresarios serán responsables de los accidentes del trabajo y de las enfermedades profesionales de los trabajadores, sufridas con motivo o en ejercicio de la profesión o trabajo que ejecuten".

Lo anterior tiene sus implicaciones, el patrón debe cubrir indemnización o el salario por los días de incapacidad del trabajador enfermo. En la Ley federal del trabajo quedó establecido a través de una tabla qué enfermedades están cubiertas bajo estas prerrogativas. Lo establece el artículo 513 de dicha ley.

Sin embargo, dicha disposición constitucional fue modificada el pasado martes por los diputados del PRI, el PAN y el PVEM, para que la tabla como parte del artículo fuese modificada, ya no por el legislativo, sino por la Secretaría de Trabajo.

Esto en sí mismo constituye una violación al transferir la atribución de legislar a una dependencia del Ejecutivo. Y peor aún, permite que los patrones tengan injerencia en la modificación de la tabla a través de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, que está integrada por ellos mismos y una representación de los trabajadores.

El entramado de disposiciones en materia laboral permitirá a futuro que no se pueda incapacitar un trabajador y goce ya sea de su salario al 100 por ciento o de la cobertura de una indemnización por enfermedad, en virtud de que la tabla determina qué padecimientos son reconocidos para tener el pago del 100 por ciento del salario hasta por año y medio; de no ser así solo se recibirá el 60% del salario por el mismo periodo.

Los medios informativos no reportaron estás modificaciones y en su lugar cubrieron tanto la disputa verbal entre Yunes y Obrador (extrañamente dieron cobertura a las respuestas de este último en cadena nacional), las ocurrencias del Trumpetas, así como otras notas. No quieren hacer ruido de la nueva gran "puñalada" al ciudadano trabajador y asalariado que PRI y PAN nuevamente unidos en la Cámara de Diputados acaban de hacer el martes pasado.

La iniciativa referida falta que pase por la Cámara de Senadores. Esperemos que existan las advertencias suficientes para detener ese gran retroceso en materia laboral.