Política

Acusan irregularidades y acoso laboral del jefe de la Jurisdicción Sanitaria VII

febrero 21, 2017

Orizaba, Ver.- El jefe de la Jurisdicción Sanitaria VII (JS-7) en esta zona, Alberto Godoy, enfrenta su primera crisis laboral a menos de dos meses de haber asumido el cargo. Los dirigentes sindicales lo acusan de abuso de autoridad y acoso en contra de personal médico de la dependencia. Advierten que mantendrán un paro de brazos caídos hasta que se garantice el respeto a los puestos de trabajo.

El problema entre los sindicatos y la dependencia de Salud inicia con presuntos hechos de abuso de autoridad de los cuales el actual jefe de la JS-7, Alberto Godoy, sería el responsable. Al funcionario se le acusa de impedir el acceso a su centro de trabajo a Belem García Pérez, doctora residente en una de las comunidades del municipio de La Perla.

Enrique Ravelo, uno de los dirigentes sindicales seccionales en la JS-7, revela que mediante el oficio JSVII/JEF/054/2017, "la dependencia prácticamente inició acciones de hostigamiento laboral en contra de la médico para despedirla. El argumento que el jefe de la Jurisdicción Sanitaria presenta es que "se encuentra en un proceso jurídico que la inhabilita a realizar funciones en este centro a partir de 30 de enero".

Con ello, indica, "se inició lo que consideramos acoso laboral del mismo jefe de la Jurisdicción, Alberto Godoy, solicita salga de esa clínica para trasladarla a otra pero en la Sierra de Zongolica. El ofrecimiento fue rechazado y esto provocó que se levante un acta administrativa".

Explicó que lo que ocurre con la doctora es acoso laboral, "se están buscando otros medios para amedrentarla pero no hay ningún señalamiento oficial con el cual sea removida de su cargo".

Este lunes personal de la misma dependencia y en apoyo a la médico, iniciaron un paro de brazos caídos en las instalaciones de la JS-7 en esta ciudad de Orizaba. Ahí los dirigentes sindicales abordaron el tema y advierten que este movimiento habrá de continuar hasta que haya se detengan las acciones de acoso en contra de la doctora.

La petición que hacen los dirigentes sindicales sólo es una: "que se frene el acoso que el jefe de la JS emprendió o de lo contrario el movimiento continuará de manera indefinida. En el jefe de la jurisdicción, hay claros abusos de autoridad y de agresión a los derechos laborales de los trabajadores. No lo vamos a permitir".

Pero todo indica que el caso de esta doctora no el único problema que debe enfrentarse pues al parecer existen otras situaciones con otros empleados de la Secretaría de Salud (SS), "hay amenazas de que habrá despidos de compañeros, pero no se presentan las casas justificadas, las acusaciones que se hacen solamente se basan en presuntos señalamientos hechos sin fundamento de causa".