Política

Persiste inseguridad en instalaciones de Pemex en Papantla, dice STPRM

febrero 20, 2017

Poza Rica, Ver.- Las malas condiciones de seguridad que privan en instalaciones petroleras del bloque San Andrés, en el municipio de Papantla; así como la reducida vigilancia de parte de la Gerencia de Servicios de Seguridad Física de Petróleos Mexicanos (Pemex), genera las condiciones necesarias para que, a pesar del llamado de los trabajadores a garantizar su integridad, los grupos criminales sigan al acecho.

El pasado 15 de febrero, empleados del campo San Andrés reportaron la presencia de personas desconocidas merodeando las instalaciones a bordo de dos motocicletas, momentos después de que personal de la compañía a cargo se había retirado del lugar. La oportuna reacción del personal evitó que se cometiera un delito o fuesen agredidos.

El día 7 de febrero, un grupo de trabajadores del Departamento de Producción se manifestó en el Despacho de Guardias, ubicado en Poza Rica, para exigir la intervención de la empresa productiva del Estado y que ésta garantice la seguridad de las instalaciones, así como la integridad física de los trabajadores de los campos San Andrés y Hallazgo.

A pesar de que la empresa y el sindicato intentaron ejercer represalias contra los trabajadores que exigieron seguridad para sus compañeros, hasta el momento no ha sido posible, toda vez que se han defendido con base a lo estipulado en el Contrato Colectivo de Trabajo.

Cuestionado respecto a las acciones emprendidas para atender este problema, Sergio Lorenzo Quiroz Cruz, en su carácter de secretario general de la Sección 30 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), señaló que "es muy difícil evitar o prever dónde ocurrirán robos o quién estará fraguando un asalto, pero ya se pudo constatar que el trabajo con el Ejército y la propia seguridad de Pemex ya es un asunto que trae un trabajo desarrollado de tiempo atrás".

Informó que la parte militar recomendó que se tenga la confianza de que las tareas se están desarrollando desde hace seis meses, intensificadas en algunos lugares en los que se ha detectado mayor incidencia delictiva.

Quiroz Cruz reconoció que las instalaciones en esa zona carecen de medidas mínimas de seguridad, como alumbrado y cercado perimetral, mientras que la maleza excesiva, genera condiciones que dan pie a que quien va delinquir tenga las situaciones propicias para hacerlo, "es otra parte que estamos requiriendo", dijo.