Política

Los aportes del periódico Política

febrero 17, 2017

El desarrollo de la cultura política en Veracruz no podría entenderse sin la participación protagónica del periódico Política. Y, es más, la democracia moderna en el estado, no podría entenderse soslayando la labor periodística de Política.

Política llegó al final de la década de los ochenta a irrumpir un escenario mediático acartonado, incluso de estilo decimonónico. La prensa dominante era un alfil del poder y su formato no experimentaba todavía las novedades estéticas y tecnológicas que volcaron a la prensa en el México de 1994. Los cambios en el Veracruz caciquil y corporativista fueron un espejo de lo que ocurría a nivel nacional. El huevo de la serpiente estaba gestándose para corroer la propia dictadura perfecta y su ley de Herodes juntas.

Las transformaciones sumaron al pancracio político veracruzano a organizaciones civiles, grupos de campesinos, asociaciones de colonos, sindicatos bifurcados, movimientos obreros y universitarios empoderados. Asimismo, Política fue crónica de la implosión de partidos opositores, que vieron en Política el espacio connatural para visibilizarse en este río revuelto.

Política hizo, a su modo, antropología: se registraba puntualmente el lenguaje, los ritos y los códigos no hablados de una clase gobernante enraizada en toda la administración estatal y que acostumbra cartearse a través de columnas. En Política se hizo, también a su modo tropical, sociología: análisis crítico de la coyuntura y de las fisuras evidentes de un ecosistema en decadencia.

La apertura en este contexto no fue ordenada, más bien fue como un caballo desbocado y Política reflejó a sus anchas este amanecer democrático, cuyo peor saldo fue el descrédito unánime de la clase política. Retaba al poder Política, pero también lo acompañaba. Le hablaba al oído al gobernante en turno, sin embargo era un vidrio para las ambiciones y decisiones torpes. Daba seguimiento a los políticos y al tiempo abrió espacios emergentes para nuevos actores de la vida política.

Había un equilibrio, forzado por las circunstancias, para que Política combinara opinión de élite con un espectacular tratamiento de la información. Se hacía política en Política, y se hacía desde el más entrañable enfoque de sus creadores.

Prevaleció en Política el espíritu de Voltaire, la templanza de Séneca, la perspicacia de Galio, el oficio y olfato tipo Julio Scherer, el ácido humor negro de Robert Crumb y sobre todo un instinto vernáculo permeó a la publicación como si fuese sexto sentido. Sabía el medio por qué ladraba la jauría de perros y quiénes dejaban los pelos en la cerca.

Termina el ciclo de un medio masivo de información impreso que alcanzó estirpe en Veracruz. Política fue otra casta, fue un periodismo donde la raza tuvo la oportunidad de vivir la libertad en forma plena. Política enseñó, por ejemplo, que siempre es mejor saber en contra de quién son los aplausos, que saber a favor de quién aplaudieron

Felizmente, Política ya es un incunable ■