Política

Prevalece impunidad en desapariciones de mujeres y violencia de género en Poza Rica

febrero 17, 2017

Poza Rica, Ver.- Para las fiscalías en el Distrito Judicial de Poza Rica no existen estadísticas respecto a casos de desapariciones de mujeres y violencia de género, alertó el Instituto Municipal de la Mujer (IMM), lo que provoca elevados índices de impunidad.

"No te dan cifras supuestamente para no alarmar a la población; no hablan con la verdad. De la totalidad de desapariciones, probablemente sólo 20 por ciento se denuncian", señaló Norma Arango, titular del IMM en Poza Rica. El resto sólo engrosa la llamada cifra negra, es decir, los casos ocurridos pero no reportados.

"Nos damos cuenta muchas veces por las publicaciones en redes sociales, cuando se comparten las imágenes de la persona por parte de algún familiar o amigo y que pide sea compartida para tratar de localizarlos", puntualizó.

Arango citó el ejemplo de una joven que presuntamente fue plagiada al abordar un taxi a la altura de la avenida Palmas en noviembre de 2016, sin que se tenga alguna pista de su paradero, lo que dijo, podría indicar la presencia de una red trata operando en la ciudad.

En el Instituto Municipal de la Mujer cuenta con al menos seis casos promovidos a los que no se resuelto; en los que siquiera se han emitido las órdenes de aprensión contra los agresores. "A más de año y medio de que una mujer fuera atacada y quemada viva por su pareja, hasta la fecha no hay avances. A mí lo que me importa es la orden de aprensión y no la hay", dijo.

En la reciente reunión en Xalapa para la implementación del Consejo Municipal de Población, las titulares de los Institutos de la Mujer y de los Sistemas Desarrollo Integral de la Familia (DIF) municipales, le externaron que presentan los mismos problemas con las fiscalías, que retrasan los procesos.

Otra situación a la que se enfrentan quienes se ven afectadas por la violencia de género es la revictimización; el personal no está capacitado para atender con humanidad a las víctimas, que terminan siendo señaladas de haber propiciado la agresión. "Esto es muy frecuente en el caso de violaciones, casi les dicen que ellas los provocaron", señaló.

"Aquí en Poza Rica hay casos de violaciones cometidas por el propio padre y cuando se les denuncia, la misma familia sale en defensa del agresor, mujeres que son golpeadas de tal manera que no les queden marcas. Fue algo muy común durante la pasada administración estatal, que todas las que sufrían agresiones o eran asesinadas se lo merecían, porque estaban coludidas, se mueren y nadie decía nada", precisó.

Insistió en que toda fémina, sin distinción de posición social, grado académico, edad, ideología política o creencia religiosa, tiene derecho a ser atendida y que su caso se maneje con prontitud. En algunos, la presión de las familias y las redes sociales, han servido para acelerar la respuesta de las autoridades.