Política

FPR: al acabarse discurso persuasivo, EPN reprimirá quejas por valor de petrolíferos

enero 11, 2017

Orizaba, Ver.- El gobierno federal acentuará la represión en contra de la ola de manifestaciones que se registran en más de 13 estados del país por el gasolinazo. El Frente Popular Revolucionario (FPR) advierte que al gobierno federal se le agotó el discurso persuasivo para resolver problemas y ahora sólo hace uso de la fuerza pública para contener las manifestaciones.

Hoy, dijo el vocero del FPR, Maximino Jiménez Antonio, "el gobierno en sus tres niveles, utiliza la represión como la única forma para evitar manifestaciones. Coarta el derecho a la libre manifestación pero además condiciona las libertades de los mexicanos". Las acciones represivas se agudizan ahora con el gasolinazo y el fracaso de las reformas estructurales que han generado descontento y rechazo entre la población.

La represión, ya sea en mayor o menor medida se va a continuar dando, "y aunque hasta este momento la sociedad no está organizada, algunos grupos pequeños salen a manifestarse en el marco de su legítimo derecho, pero no es raro que sufran represión. Lo estamos viendo en distintos estados de la República. Hay ciudades en donde aquellos que se manifiestan son objeto de agresiones por la misma policía. Los saqueos que se registraron hace una semana ahora es el principal motivo por el cual se justifican las detenciones arbitrarias".

Aunque en la zona centro del estado, "hasta este momento no se han registrado manifestaciones o saqueos como en otros regiones de Veracruz, sí hay claros ejemplos de la acción policial, tenemos el caso de las agresiones de las que han sido objeto las compañeras indígenas del municipio de Ixhuatlancillo; los conductores de una empresa camionera así como otras más que son vigiladas por elementos de seguridad pública para después ser atacados.

"Todos debemos saber que el artículo sexto constitucional ampara el derecho de manifestación, pero en protestas que se han realizado en diversos lugares se ha tenido como experiencia que los participantes son encarcelados, con el fin de intimidarlos y callarlos". Los elementos de la policía municipal, por órdenes de las autoridades locales aplican la fuerza pública, a sabiendas que la gente ya no quiere aguantar esa represión y es cuando se provoca el choque, en donde el que se manifiesta sale perdiendo y termina por ser llamado vándalo o delincuente", precisa.

La política de represión se usa como instrumento de quienes están en el poder y sirve para golpear y acallar, aunque se violen las garantías constitucionales. Ante los hechos, considera, es preciso que la población logre concretar acciones sistematizadas y organizarse para primero rechazar las acciones que en este caso afectan al desarrollo de las familias mexicanas, como es el caso de los gasolinazos, pero además para demostrar a la autoridad que la sociedad mexicana ya despertó y no es fácil de manipular.

"Ya hay un despertar social, pero sí debe haber organización para entonces enfrentar la represión oficial y exigirle al gobierno mejores condiciones de vida. Este es el momento que debemos despertar como sociedad", apunta el integrante del FPR.