Sociedad y Justicia

130 detenidos en el sur tras los saqueos; son criminales que se aprovechan: Policía Naval

enero 07, 2017

Coatzacoalcos, Ver.- Durante las últimas 24 horas, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) detuvo a 130 personas en 30 ataques de comercio, tiendas de conveniencia y gasolineras, en los municipios del sur de Veracruz, confirmó el coordinador de la Policía Naval del sur, Capitán Miguel Ángel de la Rosa Vera.

De acuerdo al informe de la dependencia de seguridad, se presentaron actos vandálicos en los municipios de Coatzacoalcos, Minatitlán, Agua Dulce, Nanchital y Acayucan, donde se aplicó un operativo para disuadirlos, disparando al aire, sin afectaciones a terceros.

"No se ha herido a ningún ciudadanos, se aplican medidas disuasivas pero no se les está disparando a las personas que participan en los actos vandálicos", acotó Miguel Ángel de la Rosa.

En esta área del estado tienen registrados 30 ataques vandálicos dentro del marco de las movilizaciones por el incremento de los precios de los combustibles que se han realizado en todo el país.

Detalló que en la zona sur, se reportaron decenas de incidentes de rapiña hasta la noche del jueves, aunque no de la magnitud de los que se reportaron en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río. En éstos, intervinieron al menos a 120 personas que participaron en el saqueo de las tiendas y alteraron el orden público, 24 de ellas en Coatzacoalcos.

Mencionó que se desplegó una fuerza operativa de más de 600 elementos para frenar los ataques a negocios que se estaban generalizando en esta demarcación, los cuales están vigilando todas las áreas comerciales.

De la Rosa Vera consideró que estos acontecimientos los encabezaron gente que se dedica a delinquir, quienes aprovecharon las manifestaciones para realizar actividades ilícitas a las que están acostumbrados, ya que muchos de los detenidos tienen varias denuncias en proceso o ya habían sido detenidos por otros robos.

Invitó a los ciudadanos del sur de Veracruz a mantenerse ajenos a este tipo de saqueos y alejarse de los mismos para que no sean partícipes de un acto que les puede acarrear implicaciones legales y su detención, pues se les están fincando responsabilidad de delitos que pueden alcanzar los 10 años de prisión.