Sociedad y Justicia

Malestar en población por falta de agua potable

mayo 31, 2016

Córdoba, Ver.- Va el tercer bloqueo por falta de agua, en esta ocasión fueron vecinos de la comunidad de Naranjal quienes bloquearon la carretera federal Córdoba-Naranjal para exigir el suministro de agua, y aun cuando su petición fue resuelta, los inconformes advirtieron con no liberar la arteria hasta no ser atendidos por las autoridades municipales así como por la candidata del PAN a la diputación, María de los Ángeles Sahagún quien hoy en día desconoció los compromisos signados con ellos en 2015.

A sólo unos minutos de haber cerrado la carretera federal, fueron atendidos por el director de Hidrosistema de Córdoba, iniciando de inmediato los trabajos en las tuberías para abastecer a las familias del agua de la que carecen desde hace una semana.

Pese a ello, los inconformes no levantaron el plantón hasta no ser atendidos por el alcalde Tomás Ríos Bernal así como a la abanderada del PAN, María de los Angeles Sahagún, para reclamarles el rezago en que se encuentra esta comunidad que a su parecer, ya debe de ser considerada como colonia, puesto que se encuentra a sólo unos minutos de la ciudad.

La intención de tener a los funcionarios presentes era recordarles sus promesas fallidas, especialmente de la candidata quien hace un año cuando aún era titular de desarrollo social prometiera la pavimentación de la calle "tierra y libertad", compromiso que firmó en el 2015, con la promesa de realizar dicha acción antes de terminar el año.

Lo único que se logró hacer acusaron los inconformes, fue la realización de guarniciones "a partes", sin embargo quedó pendiente la pavimentación y alumbrado, tanto de dicha calle como de la carretera principal, por la cual caminan a diario exponiendo sus vidas.

Encabezados por Dulce María Mendoza, mostraron el documento firmado por la ahora candidata, y que ahora, lejos de reconocer les ha dicho que no tiene validez puesto que sólo era para que levantaran su plantón del año anterior, con ello reclamaron que ahora como candidata no haya dado la cara a los habitantes de Naranjal.

Red de agua potable superó su vida útil en Poza Rica

La ocurrencia de dos fracturas, con una semana de separación entre una y otra, en el ducto de agua que alimenta la planta potabilizadora de la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV), puso en evidencia las malas condiciones de la red de agua de Poza Rica, por lo que sería necesario un programa para la renovación de la tubería y evitar con ello más problemas a los usuarios.

La ruptura del ducto de 30 pulgadas proveniente de la bocatoma de la CAEV, en la comunidad de Corralillos, Coatzintla, el fin de semana pasado, una semana después de que se presentara un percance similar a escasos metros, provocó el desabasto del líquido en sectores de por sí golpeados por la escasez.

Colonias del sector este de la ciudad, como Parcela 14, Petrolera, Revolución, entre otras, que están programadas para recibir el agua los fines de semana, fueron los principales afectados; mientras tanto, el organismo operador de la CAEV en esta ciudad, tuvo que recurrir a utilización de camiones cisterna para tratar de paliar la falta de agua.

Son empleadas seis pipas de 40 mil litros, además de otras con capacidad de 10 mil litros; un total de 16 camiones cisterna, en dos turnos, a fin de dotar del servicio a los usuarios, el cual se estima podría regularizarse a partir de este martes.

"No estamos exentos de que esto vuelva a suceder, ya las oficinas centrales están enteradas de las dos fugas", comentó Edmundo Sosa López, titular de la CAEV Poza Rica, quien descartó que en el corto plazo pudiera darse una renovación de la infraestructura; sin embargo, reconoció la necesidad de que así sea.

Una segunda opción sería a la par de lograr la posibilidad de traer el agua que requiere la ciudad desde el río Tecolutla, para lo cual se requeriría de una nueva tubería con especificaciones acordes a la cantidad de agua que estaría bombeándose.

Mientras tanto, se ocupan de mantener materiales en bodega para poder afrontar este tipo de fugas que dejan sin agua a gran parte de la población.

A la falta de agua, cuya demanda se acrecienta durante esta temporada en la que se registran las temperaturas más elevadas del año, se suman los constantes apagones por cortocircuitos en las instalaciones de la Comisión Federal de Electricidad (CFE).